Compartir

La Fiscalía y una de las querellas en la causa que investiga los crímenes de Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco, pidieron ayer a los jueces de la Cámara del Crimen que se realice una reconstrucción del hecho y una inspección ocular en inmediaciones de la excomisaría 28ª donde ocurrió la represión policial del 17 de junio de 2010.

La causa que lleva 8 años y tiene a ocho policías (entre ellos cinco exjefes) imputados se encamina al juicio oral previsto para el 8 de octubre, por lo que ayer cumplió la instancia de presentación de prueba.

Con un tribunal especial conformado por el juez Marcelo Barrutia y los subrogantes Juan Lagomarsino y Emilio Riat, las partes ofrecieron la prueba para el juicio con una petición de 169 testimonios por parte de la fiscalía y otra cantidad que no se precisó, que propusieron las abogadas querellantes Marina Schifrin y Natalia Araya, y el defensor de los imputados, Sebastián Arrondo.

En esta causa están imputados por el delito de homicidio culposo, lesiones graves y leves en diversos casos y violación de los deberes de funcionario público: Víctor Cufré (exsecretario de Seguridad), Jorge Villanova (exjefe de la Policía), Argentino Hermosa (exjefe de la Regional Tercera) y los comisarios Fidel Veroiza y Jorge Carrizo (a cargo de la unidad 28 en ese momento). También están procesados por el delito de homicidio en riña en el caso de la muerte de Cárdenas, los policías Víctor Darío Pil, Marcos Rubén Epuñan y Víctor Hugo Sobarzo.

La fecha del juicio fue ratificada por el juez Barrutia quien remarcó que “este tribunal no va a permitir más dilaciones en un juicio que se ha demorado demasiado” y dijo que se analizará los pedidos de inspección ocular y reconstrucción realizados en la audiencia.

En la audiencia de ayer el defensor de los policías objetó la presentación de prueba de la fiscalía por considerarla extemporánea al ratificar los mismos testigos y prueba que en los jefes policiales, para los casos de los policías Veroíza, Carrizo, Pil, Epuñan y Sobarzo. El tribunal le rechazó el planteo pero el abogado anticipó que irá a Casación.

Respecto a los testigos pedidos por Fiscalía, el juez Barrutia solicitó que se revise el listado de 169 personas para quitar de la lista a quienes no sean imprescindibles y agilizar así las audiencias del juicio que se extenderán por al menos tres semanas.

El defensor Arrondo pidió además que el tribunal del juicio sea integrado por magistrados del fuero penal aludiendo a su disconformidad de que integren el tribunal un juez del fuero Civil (Riat) y otro del Laboral (Lagomarsino). Este planteo fue rechazado por la fiscalía y las querellas al señalar que tienen experiencia convalidada en casos penales por haber integrado tribunales en juicios penales complejos en los últimos meses.

Araya, abogada de la familia de Cárdenas, cuestionó el planteo del defensor por “extemporáneo” y denunció que es “una maniobra dilatoria” para postergar el juicio.

Leer mas

Comentarios

comentarios