Compartir

Después de su primer fracaso en los Estado Unidos Michael Douglas le dio una segunda oportunidad A Milos Forman cuando lo contrató para dirigir “Atrapado sin salida”, que el actor coproducía.

La película, basada en una novela de Ken Kesey sobre un inadaptado que lidera a sus compañeros en un centro psiquiátrico para revelarse contra la autoridad, triunfó en todas las categorías más importantes de los Oscar de 1976. Fue la primera en lograr esta hazaña desde “Sucedió una noche” de 1934.

Además de alzarse con el premio a la mejor película, le mereció honores a Jack Nicholson como mejor actor, Louise Fletcher como mejor actriz, los guionistas Bo Goldman y Lawrence Hauben y Forman como director.

Basado en la obra de Peter Shaffer, el filme retrata al genio musical del siglo XVIII Wolfgang Amadeus Mozart como un hombre grosero e infantil, con el menos talentoso Salieri como su sombría némesis. “Amadeus” capturó siete Premios de la Academia, incluyendo a mejor película, dirección y actor, para F. Murray Abraham como Salieri.

Mientras buscaba sitios de rodaje, Forman se dio cuenta de que Praga era la única capital europea que había cambiado poco desde la época de Mozart, pero al principio regresar lo llenó de temor.

Sus padres habían muerto en un campo de concentración nazi cuando él tenía 9 años. Estaba en París cuando los comunistas aplastaron la Primavera de Praga en 1968, y no había vuelto a casa; se hizo ciudadano estadounidense en 1975.

Pero el gobierno checo, al ver los beneficios económicos que generaría permitir que “Amadeus” se filmara en Praga, le permitió a Forman volver, y el público vitoreó su regreso.

“Recibimos mucho afecto mientras hacíamos la película”, dijo Forman en el 2002. “La gente consideró como una victoria para mí el hecho de que las autoridades hayan tenido que reverenciar al todopoderoso dólar y dejar que volviera el traidor”.

El musical James Rado y Gerome Ragni sobre la juventud rebelde estadounidense de los años 60, atrajo a Forman que había tenido su propia juventud rebelde contra la represión comunista en Checoslovaquia. Pero para cuando se estrenó en 1979, el breve período de revuelta estudiantil en los Estados Unidos se había disipado y el público no estaba interesado y pasó a la historia como un filme de culto.

La adaptación de la novela de E.L. Doctorow, notable por la capacidad de Milos Forman de convencer a su envejecido vecino de Connecticut James Cagney a que pusiera fin a su retiro de 20 años para interpretar a un policía corrupto.

Basada en la vida de Andy Kaufman, un comediante no convencional que tuvo momentos de éxito. Le dio a su protagonista, Jim Carrey, un Globo de Oro.

Leer mas

Comentarios

comentarios