Compartir


La audiencia, que se desarrolla en Tribunales II de la ciudad de Córdoba, comenzó pasada las 10, con la lectura del auto de elevación a juicio y algunos planteos de las defensas que fueron resueltos por el Tribunal (Gustavo Reinaldi, Gabriela Bella y Mario Capdevila) y no tuvieron impacto sobre el normal proceso del juicio.
Previo al inicio del debate uno de los fiscales que sostienen la acusación, Carlos Antuña, reprochó la conducta que tuvieron los policías al sostener que “decidieron no cumplir con su función policial”, dejando sin seguridad a los ciudadanos, y que “Córdoba se había convertido en la ciudad del vale todo, pero no todo vale”, dijo al manifestar su desacuerdo con la sublevación en condición de funcionarios públicos.
El también fiscal en este proceso, Raúl Garzón, quien tuvo a cargo la etapa de instrucción de la causa, no descartó la posibilidad de que surjan otros responsable durante el debate que se abrió en la jornada de hoy.
Mientras tanto el abogado Miguel Ortiz Pellegrini, quien defiende a la mayoría de los acusados, manifestó a los medios que hoy están sentados en el banquillo de los acusados “56 perejiles” que “no podrían haber organizado semejante caos”, y en ese sentido consideró que deberían estar también otros responsables que no son efectivos de la fuerza de seguridad, aunque evitó dar mayores detalles sobre esa referencia.
Se espera que declaren alrededor de 60 testigos, entre ellos el gobernador José Manuel de la Sota al momento del hecho, además de funcionarios policiales y del Gobierno de la provincia de esa época.
Leer mas

Comentarios

comentarios