Compartir

El Congreso de Estados Unidos retomó este lunes su actividad bajo gran presión para tratar la epidemia de tiroteos masivos en la nación luego de la reciente matanza en una escuela de Florida, aunque ningún plan parece destinado a progresar pese a múltiples propuestas, entre ellas varias del presidente Donald Trump.

Reunido con gobernadores del país, Trump volvió a criticar a los guardias que no detuvieron al joven autor de la masacre de mediados de mes en Florida y aseguró que él habría ingresado a la escuela a ayudar a docentes y alumnos durante el tiroteo, que dejó 17 muertos, incluso si no hubiera tenido un arma.

También presionado a actuar para contener la violencia con armas en centros educativos, Trump solicitó el apoyo de los gobernadores, que están en Washington para celebrar su conferencia anual de invierno.
Leer mas

Comentarios

comentarios