Compartir

La Patrulla Móvil de la Barrera Sanitaria detectó en la intersección de Ruta 22 y el ingreso a Huergo, el transporte irregular de aproximadamente 350 kilos de fiambres, salamines y quesos.

Desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria indicaron que el vehículo “no contaba con la habilitación para el transporte de alimentos y la mercadería, destinada a la venta al público, carecía de la documentación sanitaria necesaria”.

A su vez se supo que los embutidos y quesos, que fueron elaborados en la provincia de Córdoba, presentaban rótulos que no contaban con la aprobación requerida que garantizara su inocuidad.

La medida formó parte de los controles de rutina que llevó adelante el organismo en Río Negro y Neuquén el pasado fin de semana.

Por otra parte, dentro de los operativos y en el Puesto de Picún Leufú, se indicó que agentes del Organismo interdictaron siete bovinos por diversas faltas vinculadas al movimiento de hacienda.

Los animales (4 vacas y 3 terneros) eran trasladados sin caravanas identificatorias ni documentación sanitaria en un vehículo sin habilitación. El operativo se efectuó junto con personal de la Gendarmería Nacional y de Fauna de la Provincia de Neuquén.

Finalmente intervinieron en el decomiso de un bovino faenado de manera clandestina en Río Colorado. Allí trabajó personal del Cuerpo de Seguridad Vial y la Brigada Rural de esa ciudad.

Recordaron que estas acciones del Senasa tienen por objetivo hacer cumplir la normativa vigente para preservar la salud pública y los estatus zoofitosanitarios de la producción regional.

Leer mas

Comentarios

comentarios