Compartir

Jacek Chodorowicz, embajador polaco en Israel

El embajador polaco en Israel, Jacek Chodorowicz, aseguró este lunes ante parlamentarios israelíes que su país está preparado para sentarse a discutir la polémica ley sobre el Holocausto aprobada a finales de enero, y confirmó que ya se ha discutido la posibilidad de que delegaciones se reúnan "muy pronto".

"Mucho se ha dicho de la ley del Holocausto y es tiempo de sentarse y discutir con calma", señaló Chodorowicz, según reportes del periódico israelí Haaretz.

El embajador se reunió con legisladores israelíes miembros del Comité de Inmigración y Absorción del Knesset y aseguró que ambos países ya han manifestado que reunirán delegaciones para discutir la historia y las ramificaciones de la ley "muy pronto".

La parlamentaria Ksenia Svetlova le preguntó si efectivamente los sobrevivientes del Holocausto podrían ser castigados por la ley si, por ejemplo, habían sufrido a manos de colaboradores polacos y no alemanes.

Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco que alimentó la polémica al hablar de “perpretradores judíos” del Holocausto (AFP)

Pero Chodorowicz confirmó que la fiscalía general de Polonia no avanzará en ningún proceso hasta que el Tribunal Constitucional, que está estudiando si la ley viola la libertad de expresión, la apruebe.

Esto confirmaría rumores surgidos el domingo de que la norma está "congelada" en medio de la disputa diplomática.

Polonia tomó por sorpresa a los israelíes y los judíos en todo el mundo cuando aprobó a fines de enero esta norma que penaliza con hasta tres años de prisión a quienes atribuyan en público crímenes del nazismo a Polonia.

También prohíbe el uso del término "campos de exterminio polacos" para hablar de las instalaciones montadas por los alemanes en el país ocupado.

LEA MÁS:

Cómo lidian con su pasado los países europeos que tuvieron colaboradores del régimen nazi

Insólita respuesta del premier de Polonia: "Hubo perpetradores polacos del Holocausto así como hubo perpetradores judíos"

La ley fue promovida por sectores nacionalistas y conservadores que sienten que hay una asociación injusta entre Polonia y el Holocausto, sólo porque tuvo lugar mayormente en su territorio, y sigue el ejemplo de países como Ucrania y Lituania.

En tanto los críticos argumentan que la legislación es un intento de "lavar" al país de los crímenes cometidos por ciudadanos polacos en colaboración con los nazis. Además, temen que quienes hayan sufrido el Holocausto a manos de colaboradores locales no pueden ya expresarlo públicamente.

Tras su promulgación la ley fue rechazada por los gobiernos de Israel, Estados Unidos, Francia y la Unión Europea. Además, trajo el recuerdo de las numerosas instancias de colaboración con el régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial, y cómo los países han lidiado con este pasado.

Auschwitz, ubicado en territorios polacos ocupados, fue el mayor centro de exterminio del nazismo

En definitiva, la ley provocó un conflicto diplomático entre Polonia e Israel que se hizo eco en todo el mundo.

También la carne

En medio de esta crisis ambos países se trenzaron también en otro conflicto por los animales sacrificados según los rituales judíos.

Polonia es un exportador importante de carne kosher y carne halal (según el rito musulmán), pero ahora ese mercado podría cerrarse por una nueva ley de protección de los animales que impide la práctica, lo que ha provocado enojo en las comunidades judías e islámicas en el país, según informó el Times of Israel.

LEA MÁS:

Cómo Polonia intenta desligar su responsabilidad en el Holocausto con una insólita ley

La distorsión de la historia de parte del gobierno polaco al sostener que los judíos participaron en el Holocausto

Leer mas

Comentarios

comentarios