Compartir

Frustración. Pasaron cinco días del doble femicidio en Las Ovejas y pese a la gran cantidad de efectivos policiales y medios que se destinan, la búsqueda de Lorenzo Muñoz ha resultado infructuosa.

Los cuestionamientos apuntan a la justicia, tanto porque no se tomaron la previsiones que pudieron evitar las muertes de Carina Apablaza y su hija Valentina cono por el fracaso de las pesquisas.

Aunque estiman que sin la posibilidad de extraer dinero de los cajeros, sin documentos y elementos como comida, cigarrillos y alcohol su situación se complicaría con el paso de las horas.

Te puede interesar Ofrecen recompensa de $850.000 para capturar al doble femicida de Las Ovejas

Se ha invertido mucho recurso humano y logística pero sin resultados, el helicóptero sobrevoló ayer distintas áreas y a la tarde trasladó a los canes Trelew y Mora para rastrillar otras zonas. Se analiza “barrer” hoy los bosques.

Ayer la justicia realizó un allanamiento en la casa de la madre del prófugo, pero sin resultados positivos, mientras continúan los rastrillajes por distintos puntos de la zona para encontrarlo.

El de ayer fue el tercer allanamiento que se realiza, los otros dos se concretaron en el domicilio del femicida, en los que se buscó no sólo indumentaria para que trabajaron los canes, sino también material genético para cotejar en caso de que se encuentren huellas u otros elementos.

Te puede interesar Doble femicidio en Las Ovejas: “A las mujeres la Justicia nos deja de lado”

Otros datos con los que cuentan los investigadores es que el femicida sería un alcohólico crónico, fumaba y tomaba casi todos los días y sin dinero y provisiones, estiman que no puede pasar mucho más tiempo oculto, excepto que esté recibiendo ayuda externa. Nada de esto está descartado por los investigadores.

Muñoz no quería ir preso, de hecho luego de violar la medida cautelar impuesta por la justicia y horas antes de cometer los femicidios, habría concurrido a Chos Malal para entrevistarse con el defensor oficial Juan Dirr, que lo asistía en la causa por abuso, precisamente para ver si había una estrategia que le permitiera evitar la cárcel.

La prisión preventiva y su detención resultaban inminentes y en su fuero íntimo Muñoz lo sabía. Los acontecimientos se precipitaron para él. Un allanamiento el día previo al asesinato y la notificación de comparendo ante la justicia que se produjo en la mañana del 22 de febrero, anticiparon el fatal desenlace.

Ayer había malestar porque los fiscales que trabajaron durante las primeras jornadas en Las Ovejas se habían replegado a sus lugares de origen, argumentando la falta de internet y la realización de juicios.

Te puede interesar Femicidio en Las Ovejas: La hermana de Muñoz asegura que “él tiene que pagar lo que hizo”

Por la mañana el helicóptero sobrevoló la zona de Buraleo y Manzano Amargo y por la tarde trasladó a los canes Trelew y Mora a la región de la Laguna Navarrete y Quebrada Onda y unos 100 personas entre efectivos policiales, baqueanos, gendarmería y guardafaunas seguían con la búsqueda.

En el pueblo se realizó un debate sobre la violencia de género.

Leer mas

Comentarios

comentarios