Compartir

El canciller británico, Boris Johnson, sugirió la posibilidad de imponer controles fronterizos entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda tras el Brexit, uno de los puntos más conflictivos de las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) por sus implicancias económicas y aduaneras.
La propuesta de Johnson se conoció luego de que se filtrara a la cadena Sky News un documento dirigido a la premier británica, Theresa May, en el que el ministro de Asuntos Exteriores defendía una frontera más "dura" con Irlanda después que el Reino Unido abandone la UE.
Johnson afirmó que el tema se estaba "utilizando políticamente" para mantener al Reino Unido en la unión aduanera y el mercado único o directamente para frustrar el Brexit.
"Creo que hay mejores formas de avanzar. Lo que dice la carta es que en realidad hay soluciones muy buenas que evitarían cualquier tipo de frontera difícil", afirmó luego a Sky News.
Leer mas

Comentarios

comentarios