Compartir

Lagarde, directora del FMI

Las declaraciones de gradualismo del Gobierno contrastan con lo que está sucediendo en Washington. Ante los malos números de la economía argentina acordaron negociar un crédito "Stand by de Alto Acceso".

Traducido al lenguaje corriente, nos dieron el crédito de más exigencias de metas económicas. La calificación "Alto Acceso", es el premio consuelo: la Argentina recibe 500% de la cuota que le corresponde: alrededor de USD 25 mil millones. El plazo es a un año a 3,5% anual con desembolsos trimestrales contra cumplimiento de metas duras que incluyen una baja del déficit fiscal de 2 puntos y un control monetario estricto, que implica quitar dinero de circulación y operar con tasas elevadas para controlar la inflación.

El próximo presupuesto tendrá recortes de subsidios, de empleo público, de ajuste en las provincias y hasta las intendencias además de reforma previsional y laboral

Pero la parte más dura es la fiscal. Cada vez que se nombra la palabra "fiscal", el lector debe relacionarla con presupuesto. En otras palabras, el próximo presupuesto tendrá recortes de subsidios, de empleo público, de ajuste en las provincias y hasta las intendencias además de reforma previsional y laboral.

Dujovne, Macri y Caputo

Para Martín Redrado, "es la más dura de las opciones que nos pudo tocar. Las exigencias van a ser elevadas y vamos a soportar una auditoría estricta".

Por supuesto, que la fortaleza del dólar en el mundo aceleró una crisis que venía encubierta y estalló el 28 de diciembre pasado cuando le quitaron el poder a Federico Sturzenegger, para diluirlo en un grupo de funcionarios de distintos sectores de Economía.

La Argentina tiene una gran crisis y un ministro de Economía de escaso poder político encarando la negociación más importante del país. Inexplicable.

Los mercados

En esta oportunidad el dólar volvió a subir frente a casi todas las monedas. El peso fue el más afectado, seguido por el real. Los demás países, incluido México, tuvieron retrocesos irrelevantes. Hasta el euro se rindió ante la moneda norteamericana porque la tasa del Bono del Tesoro subió a 3,04%.

En la plaza minorista, es decir en bancos y casas de cambio, el dólar subió 23 centavos a $23,13 pero con una activa participación del Banco Central en el mercado spot y de futuros. El spot es una plaza donde la divisa se negocia a un plazo de 48 horas y el de futuros a fin de cada mes. Con estas intervenciones la mesa de dinero del Central busca dar certeza a los jugadores.

La Argentina tiene una gran crisis y un ministro de Economía de escaso poder político encarando la negociación más importante del país

En el mercado interbancario o mayorista, el dólar "hoy" negoció nada menos que USD 790 millones. Abrió a $22,75 y a las 10:45 cotizó a $22,53 para finalizar a $22,68 con tendencia compradora. Este cierre significa un alza de 8 centavos. Contrasta con lo que sucede en la plaza minorista, donde el factor psicológico está jugando un papel relevante. A los grandes inversores nombrar al FMI los tranquiliza y a la gente la asusta y corre a refugiarse en el dólar.

La mano de Basilea

En el mercado marginal, el "blue" subió y operó a $23,50. En este mercado aparecieron manos que eligieron llevar los billetes a cajas de seguridad.
Las reservas subieron USD 1.818 millones a USD 57.014 millones, porque el Banco Central acudió a una línea de descubierto del Banco de Basilea -el Banco Central de los bancos centrales del mundo- de USD 2.000 millones por los que paga una tasa irrisoria porque garantiza el descubierto con los dólares de sus reservas que tiene depositados precisamente en Basilea.

Por la revaluación de algunos activos en el exterior se ganaron USD 11 millones y se pagaron 5 millones a Brasil.

La bolsa tuvo un rebote, pero no es un cambio de tendencia (NA)

En el mercado de bonos el monto de negocios subió 40% a $25.680 millones. El Bonar 2024, el bono en dólares de referencia, perdió 2,21% porque los tenedores quieren que la tasa de retorno sea más alta. Actualmente rinde 7%. Todos los bonos en pesos, bajaron. Las Lebac a 43 y 69 días tuvieron un leve retroceso en la tasa a 42,50% -estaban en 43,25%-. Esto marca tendencia para la licitación del martes próximo. Falta menos de una semana, pero parece largo plazo.

La bolsa tuvo un rebote. No se puede tomar la fuerte suba como un cambio de tendencia. El índice Merval de las acciones líderes subió 5,72% con negocios por $742 millones, que representan 36% menos de operaciones que el día anterior cuando los precios se derrumbaron.

La suba del petróleo en el mundo de 3% incidió en todas las bolsas. El retiro de Estados Unidos del tratado de Irán impulsó el alza del crudo, lo que no es una buena noticia para la Argentina porque encarece el costo de los combustibles, el gas y la luz. Después de hora, la suba del crudo se redujo a 0,75%.

La bolsa tuvo un rebote. No se puede tomar la fuerte suba como un cambio de tendencia

Por supuesto, impulsó el alza de Wall Street donde el Dow Jones subió 0,75% y el Nasdaq de las tecnológicas 1%. Lo más sobresaliente fue la suba de BYMA (+10,75%), seguido de la cementera Holcim (9,04%), Petrobras (+8,14%) y de Ternium (+8,11%).

En Wall Street los ADR argentinos (certificados de tenencias de acciones) tuvieron comportamiento dispar. Los ADR cotizan en dólares. Lo más destacado fue el rebote de 8% de Banco Galicia y de 6,53% de Supervielle, dos papeles que habían perdido mucho valor en el último tiempo.

Con un dólar que no fue derrotado y la amenaza de un futuro de ajustes duros, comenzó una nueva etapa de los mercados. Los inversores operan a ciegas porque les faltan los datos del acuerdo, pero intuyen que viene un ajuste más duro.

Leer mas

Comentarios

comentarios