Compartir

Un niño es atendido en un hospital sirio luego del ataque con armas químicas del régimen de Assad sobre Duma. (Reuters)

El Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió un comunicado este sábado en el que afirma que "no hay ninguna duda del patrón del régimen de Assad en el uso de armas químicas".

Desde el 2014, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas responsabilizó a Assad por los múltiples ataques con sarín y chloride, informaron las autoridades estadounidenses.

Un misil atraviesa el cielo de Damasco.

Según el Departamento de Estado, el régimen sirio utilizó las armas químicas cerca a Duma el pasado 7 abril, en el ataque que murieron al menos 45 personas y cientos resultaron heridas. "Nuestra información es consistente y está corroborada por múltiples fuente, desde inteligencia militar hasta usuarios de redes sociales; desde ONGs hasta organizaciones internacionales", escribió la autoridad estadounidense.

"El ataque conjunto entre EEUU, Reino Unido y Francia estuvo justificado, fue legitimo y proporcionado como respuesta al continuo uso de armas químicas contra su propio pueblo por parte del gobierno sirio", escribió el Departamento de Estado.

There is no doubt about #Assad regime's pattern of chemical weapons. Since 2014, the OPCW assigned responsibility to Assad for multiple sarin & chlorine attacks.

We've noticed there’s an awful lot of Russian #Propaganda out there, so we thought we’d offer some facts:

— Department of State (@StateDept) April 15, 2018

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, los blancos fueron dirigidos al corazón del programa de armas químicas ilegales del régimen sirio.

"Los ataques fueron planeados con cuidado. 105 misiles fueron disparados a tres plantas militares con armas químicas, y cada una fue impactada con éxito", dijo el Departamento de Estado.

Un misil estadounidense se dirige al blanco sirio.

En una primera acción, se lanzaron 76 proyectiles contra un centro de investigación y desarrollo en Barzah, en las proximidades de Damasco; mientras que una segunda ofensiva, en la que se emplearon 29 misiles, tuvo por objetivo un centro de almacenamiento y un búnker en Him Shinshar, en la provincia de Homs.

En está ocasión el ataque se centró en la capacidad de producción de armas, a diferencia del año pasado, cuando el Ejército estadounidense lanzó 59 misiles Tomahawk contra la base aérea siria de Shayrat (Homs), supuestamente el origen del caza que ejecutó el bombardeo químico en el pueblo rebelde de Jan Sheijún.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La otra guerra que lanzó Vladimir Putin contrarreloj en las últimas 24 horas

Una explicación (en 4 minutos) para entender la tragedia en Siria

Leer mas

Comentarios

comentarios