Compartir

Los valores máximos del viernes último fueron superados en más de 10 centavos por el promedio de las operaciones en el canal minorista (Adrián Escandar)

La operatoria en el mercado único y libre de cambios tuvo un recorrido atípico en el comienzo de la última semana de febrero.

A media hora del cierre de la actividad bancaria las transacciones se pactaban en el canal minorista, como para el mayorista con leve suba de 2 a 4 centavos por unidad, según la entidad cambiaria.

Pero sorpresivamente, en la última media hora de negocios la aparición de unas pocas órdenes de compra, y el repliegue de las minutas de ventas determinaron una singular estampida de hasta casi 20 centavos por unidad, equivalente a un 1%, como casualmente había ocurrido en la última semana de enero.

Recorrido atípico en el comienzo de la última semana de febrero, con alza del 1% del precio de la divisa

De este modo, el promedio de cotizaciones electrónicas que recibe el Banco Central cerró para el segmento minorista en $19,949 para la compra y $20,481 para la venta.

Resultó el nivel más alto de la serie histórica, y acumuló sendas subas de 2,7% desde fines de enero y del 8,65% en lo que va del año. En ese caso superó la mitad de la meta de inflación que el equipo económico se fijó para todo el año.

Mientras que en la franja mayorista, si bien la suba diaria fue similar a la que se registró en el mercado minorista, los $20,19 que se anotaron al cierre, muy lejos del promedio de la jornada que el Banco Central estimó en $20,0442, significó sendas subas de 2% en el mes y 6,7% respecto del cierre de diciembre último.

Desde el inicio del año el dólar minorista acumuló una suba de 8,7% y el mayorista avanzó 6,7 por ciento

Flotación limpia

El gran interrogante es por qué no intervino el Tesoro con ventas de tenencias en el Banco Nación como hacía sucedido ya en dos episodios previos a fines del mes pasado.

Pero los operadores coincidieron en que la demanda le pasó por arriba a una oferta de dólares que cayó notoriamente. "La banca extranjera que había sido vendedora la semana previa no apareció y eso provocó el salto de la divisa", explicaron a Infobae.

Las noticias de pérdida de cosechas por la extensa sequía, la peor en 44 años, agregó ruido en los mercados, porque la contrapartida fue una suba de los precios internacionales y el consecuente repliegue de las liquidaciones de los cereales y oleaginosas retenidos en los campos.

“La banca extranjera que había sido vendedora la semana previa no apareció y eso provocó el salto de la divisa”, dijeron operadores

Ahora las apuestan pasan por si habrá intervención oficial en la jornada de mañana. El peligro es que si no sale el Banco Nación y tampoco el Banco Central, el tipo de cambio continúe en ascenso.

Próxima licitación de bonos

También llamó la atención que el salto cambiario se haya producido antes de la licitación de bonos en pesos por parte del Tesoro, pasado mañana. La volatilidad cambiaria aleja a los inversores, especialmente extranjeros, de apuestas en moneda local.

Otro síntoma del nerviosismo del mercado, al menos en el terreno cambiario, es que prácticamente no se operaron contratos de futuros de dólar más allá de abril. De esta forma, resulta difícil conseguir cobertura a mediano plazo ante eventuales movimientos cambiarios.

Mañana el Banco Central debe definir qué hace con la tasa de referencia en su reunión de Política Monetaria. Todo indica que la dejará sin cambios en 27,25% anual ante la suba de la inflación en febrero. Ahora la volatilidad del dólar le da otro argumento para no retomar la baja de tasas en pesos.

Leer mas

Comentarios

comentarios