Compartir

Esta semana el lago Pontiac Lake de Michigan, Estados Unidos, fue el escenario de uno de los momentos más angustiosos que vivió una de las familias que reside a orillas del mismo.

A borde de una moto de nieve un hombre emprendió una actividad de la que, evidentemente, no había comprendido los altos niveles de riesgo que conllevaba realizarla.

Como si debajo de él sólo hubiera una ancha capa de hielo capaz de soportar varios kilos, el piloto recorrió el lago congelado sin problemas seguido por un drone, manejado por uno de sus amigos.

Los desesperados intentos por salir

En un momento, parte de la superficie cedió y la moto se hundió en las frías aguas junto con él. Desesperado, el hombre intentó aferrarse al hielo, pero a medida que hacía esfuerzo para salir, éste volvía a romperse y tenía que volver a empezar.

Todo quedó registrado por un drone, piloteado por uno de sus amigos, Jordan Brandt, quien tras ser criticado en las redes sociales por no ayudar, explicó que ya tenían el rescate preparado y por eso decidieron el regreso del avión no tripulado.

El hombre fue rescatado por sus amigos

Incuso, siempre en publicaciones en las redes sociales, detalló que con un par de cuerdas y esfuerzo pudieron sacarlo del agua antes de que llegue la ambulancia y los bomberos.

Más sobre este tema:

El partido entre Juventus y Atalanta se suspendió por una intensa nevada

Las 21 mejores fotos de la intensa nevada que obligó a suspender el duelo entre Juventus y Atalanta

Leer mas

Comentarios

comentarios