Compartir


El republicano Rick Scott, un empresario multimillonario que asumió la gobernación hace casi ocho años sin ninguna experiencia previa en política, lanzó su campaña al Senado porque, consideró, Washington es "un desastre".
"Washington es disfuncional y no va en la dirección correcta. Podemos cambiar Washington, debemos hacerlo y lo haremos juntos", dijo Scott en un acto al que asistió acompañado de su mujer y familia, y en el que hizo acordar a la retórica utilizada por su amigo Trump en la campaña presidencial de 2016.
Scott se mostró partidario de poner "límites y término" al ejercicio de los cargo en el Congreso como medio para acabar con los privilegios, intereses y estancamiento, una medida que incomodará tanto a republicanos y demócratas ya que legisladores de ambos partidos ocupan bancadas durante varios mandatos, inclusive durante décadas.
La pelea electoral entre Scott y Nelson, quien ocupa una de las dos bancas de senadores federales por Florida desde 2001, promete convertirse en una de las más costosas y atractivas para los medios en el país. Leer mas

Comentarios

comentarios