Compartir

El colectivo de artistas celebra 20 años con una muestra individual en la sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta, una suerte de playground ácido y mordaz con alusiones al hiperconsumo, la adicción a la tecnología y la exaltación excesiva de valores como la belleza y la juventud. Leer mas

Comentarios

comentarios