Compartir

La iglesia de Jerusalén donde la tradición sitúa la sepultura de Jesús reabrirá este miércoles luego de que autoridades de Israel suspendieran el cobro de tasas municipales sobre inmuebles de las iglesias cristianas, una medida que provocó un inédito cierre del santuario durante tres días, anunciaron este martes líderes cristianos de Tierra Santa.

El comunicado de los religiosos fue precedido por un anuncio por parte del gobierno israelí de que ordenó la creación de un comité responsable de abordar la crisis desatada por la aplicación de un nuevo tributo a los edificios religiosos del cristianismo que este martes no están dedicados al culto.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, acordaron establecer "un equipo profesional" en el que participen "todas las partes relevantes" para buscar "una solución para el asunto de los impuestos municipales sobre propiedades de la iglesia que no son centros de culto", informaron en un comunicado oficial, citado por la agencia de noticias EFE.
Leer mas

Comentarios

comentarios