Compartir

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro revisó de manera integral y confirmó la sentencia que condenó a prisión perpetua a Aníbal Chávez Aguilar y Claudio Maximiliano Bascur como autores del homicidio con alevosía de Miguel Garnica. La sentencia incluye la ratificación de la condena a 12 años de cárcel a Teresita del Tránsito Aguilar Leuquen (madre de Chávez Aguilar) como cómplice secundaria.

El máximo tribunal de la provincia declaró mal concedidos los recursos de casación, que habían presentado los defensores oficiales de los imputados, que impugnaron el fallo de la Cámara Criminal Primera de Bariloche, que había condenado a finales de diciembre pasado a los acusados.

Más información: “Prisión perpetua para los autores del crimen de Miguel Garnica”

Garnica fue asesinado la noche del 29 de enero de 2015. Había sido invitado por Bascur a una reunión de amigos en el domicilio de los Chávez Aguilar, que pensaban que Garnica había participado en el ataque a tiros a un familiar.

Garnica y Bascur comenzaron una discusión por un arma de fuego. Garnica se quiso ir del lugar, pero Paul y Aníbal Chávez Aguilar sujetaron a la víctima de los brazos y la introdujeron en otra casilla, que había en el terreno, ubicado en el barrio Eva Perón de esta ciudad.

Mientras los dos hermanos sostenían a Garnica, Bascur le dio un golpe con una pala en la cabeza por la espalda. La víctima se desvaneció y quedó de rodillas, indefensa. Después, Aníbal Chávez Aguilar disparó tres veces, con un revólver calibre 38. Uno de los disparos fue en la cabeza, otro en el pecho y el tercero en un brazo. Aguilar Lauquen dio indicaciones de cómo desaparecer el cuerpo, que arrojaron a una letrina que destruyeron y, después, cubrieron con cemento. El cuerpo fue hallado después de varios allanamientos a principios de febrero de 2015, cuando la familia buscaba a Garnica.

Paul Chávez Aguilar ya había sido condenado a 9 años de prisión por ese homicidio en un juicio abreviado. Por eso, en el juicio oral, que se hizo en diciembre, fueron juzgados su hermano Aníbal, su madre y Bascur.

La sentencia del STJ se dictó la semana pasada. La jueza del STJ Adriana Zaratiegui hizo el voto que sostiene el fallo y al que adhirieron sus pares Liliana Piccinini y Sergio Barotto. Y rechazaron cada uno de los planteos de los defensores.

Recordó que los defensores de Chávez Aguilar y Bascur y de Aguilar Leuquén (madre de Chávez Aguilar) advirtieron que se violó la garantía del juez natural y la especialización al integrar el Tribunal una jueza de garantías y dos jueces de la Cámara del Trabajo.

Plantearon que el tribunal denegó medios de prueba a la defensa. El defensor de Chávez Aguilar y Bascur cuestionó la valoración que el tribunal de juicio hizo de algunos testimonios. Y planteó la falta de imparcialidad. También impugnó que el tribunal haya aplicado la prisión perpetua y solicitó la absolución de los acusados.

El defensor de Aguilar Leuquen señaló que cumplió el rol de encubridora por lo que debía ser eximida de prisión. Por eso, pidió la nulidad de la sentencia o, subsidiariamente, que se modifique la calificación legal, con la consiguiente eximición de pena. La mayoría del STJ consideró que los planteos fueron extemporáneos y habían sido resueltos oportunamente.

Leer mas

Comentarios

comentarios