Compartir

Durante el mes de febrero se secuestraron 52 vehículos durante los fines de semana en la capital rionegrina. Corresponde a los números oficiales que informó oportunamente el Municipio de Viedma. Este registro superó a enero donde hubo 50 vehículos retenidos.

En el último operativo durante este fin de semana que realizaron los inspectores de Tránsito en conjunto con la Policía de Río Negro arrojó el secuestro de 21 vehículos, 12 motos y 9 autos.

En cuanto a las motocicletas, dos conductores presentaron alcoholemia positiva y el resto por no presentar los papeles requeridos para transitar.

Entre los nueve autos secuestrados, tres fueron retenidos porque sus conductores manejaban bajo los efectos del alcohol y en un caso particular porque el conductor se negó a realizar el test de alcoholemia.

En lo que va de febrero, se constataron 11 casos de alcoholemia positiva sobre los 52 vehículos que fueron secuestrados.

La normativa vigente establece multas que van desde los 11.760 a 17.600 pesos por conducir cualquier tipo de vehículo con una alcoholemia superior a lo establecido por el Código de Tránsito o negarse a realizar el test de alcoholemia, por circular sin la documentación establecida de 1.555 a 2.100 pesos, y por conducir sin de licencia o con la licencia vencida de 2700 a 5100 pesos.

Los vehículos son depositados en dependencias de la policía rionegrina a disposición del Juzgado Municipal Faltas, a la espera de ser devueltos a sus propietarios y/o responsables de los vehículos quienes deberán concurrir a efectuar el descargo correspondiente, acreditar la documentación del vehículo, abonar la multa correspondiente más los gastos de estadía y el traslado para que el juez proceda a su devolución.

Leer mas

Comentarios

comentarios