Compartir

Uno de los últimos enviones para el ingreso a la planta permanente de la Administración Pública rionegrina a través de los exámenes, según lo especificado en la Ley provincial N° 5.035, se concretaron en los últimos días. Se trató del tercer llamado para aquellos agentes que, por diversas razones, aún no lograron aprobar su ingreso.

La franja de rezagados fue habilitada especialmente para cumplir con el trámite. Entre ellos hay empleados que presentaron certificado médico, tenían sumarios pendientes ya resueltos, evaluaciones anteriores que no llegaron al mínimo y observaciones por juntas médicas.

Las evaluaciones iniciales datan de abril y mayo de 2016. En tanto que los recuperatorios se hicieron en diciembre de ese año y recién se retomaron ahora. La demora se debió a que en el medio, el Poder Ejecutivo comenzó a firmar los decretos confirmando a los empleados que superaron la primera instancia evaluatoria.

La cuarta posibilidad se otorgará para aquellos que no reunieron el puntaje o bien que tenían licencia médica.

“Estamos ya en la etapa final del proceso y trabajamos con el mismo esmero que con el primer y segundo llamado. Preparando el material, la plataforma y las aulas móviles para la toma de exámenes que se trasladan a centros de formación CEFI donde se planificó la toma de exámenes”, explicó el presidente del Instituto Provincial de Administración Pública (IPAP), Martín Alcalde.

En tanto que el vocal gremial del Directorio del IPAP, Héctor Barrionuevo (UPCN), destacó el trabajo en los CEFI de todo el interior provincial “porque si bien solamente en siete de ellos se tomaron los exámenes, hubo un trabajo de logística de traslados y acompañamiento a los trabajadores de las demás localidades”.

“El trabajo en equipo del IPAP, tanto del personal de sede central como de los CEFI, fue fundamental para llevar adelante este proceso de alcance territorial que requirió de una coordinación exhaustiva entre todos”, agregó Alcalde.

Por su parte, el secretario general de la UPCN, Juan Carlos Scalesi destacó “el aporte de cada referente de las delegaciones provinciales del gremio, siempre atentos y ocupándose de los compañeros trabajadores y las posibilidades de obtener la estabilidad laboral’.

Scalesi agregó que “somos conscientes de ser la mayoría y de la responsabilidad que ello implica a la hora de estar al lado de todos y cada uno de los compañeros, estén o no en nuestro gremio”.

A fines de mayo de 2015, la Legislatura aprobó la ley de pase a planta en favor del personal temporario que ingresó al Estado provincial antes del 31 de diciembre de 2014.

Inicialmente, el corte se preveía para el 10 de diciembre del 2011, es decir antes de la asunción del gobierno del Frente para la Victoria. Después, se sumaron reclamos gremiales y sectoriales, por lo que el gobernador Alberto Weretilneck fue modificando la fecha e incorporando mayor cantidad de contratados. El plazo final fue el último día del 2014. El impulso en el 2015 no fue ajeno al proceso electoral de ese año.

Leer mas

Comentarios

comentarios