Compartir

El intendente Gustavo Gennuso buscará a partir de ahora que los contribuyentes paguen por las obras públicas que los beneficien de manera directa o indirecta y aplicará este esquema a las dos obras que se realizarán con la toma del crédito del Plan Castello.

Las obras por contribución de mejora son escasas en Bariloche aunque algunas gestiones (incluso la actual) han aplicado esa normativa que permite al municipio, en acuerdo previo con los vecinos mediante un registro de oposición y antecedentes, que colaboren con el pago de obras de infraestructura que los beneficia de manera directa o indirecta o bien que las mejoras permitan valorizar sus propiedades.

Hoy está en ejecución por este sistema una obra de cloacas en el barrio San Francisco y a fin de mes se comenzaría con el cobro de las cloacas del barrio Jardín Botánico.

Te puede interesar: Gennuso toma un crédito en pesos y lo paga en dólares

La idea del municipio es aplicar este criterio a la totalidad de las obras que se realicen de ahora en adelante y dotar de recursos con ese recupero, a un Fondo de Infraestructura Urbana que además tiene aportes de la plusvalía de autorización de obras o cambios de parámetros.

En el caso del futuro puente en el arroyo Ñireco y las mejoras en el cementerio municipal, el gobierno considera que toda la comunidad se verá beneficiada y por eso también aplicará el esquema de contribución por mejoras. “Estamos evaluando opciones de cómo incorporarlo, hay alternativas en establecer una tasa específica diferenciada de la Tasa de Servicios o incorporar el factor por el tiempo que lleve la recuperación de la obligación asumida”, explicó el secretario de Hacienda, Diego Quintana.

Para el funcionario las dos obras que se realizarán con el crédito de 57 millones de pesos -que deberá ser devuelto a la provincia a una tasa de interés fija pero a valor dólar- “tienen beneficios difusos por lo que se beneficia toda la comunidad”.

Por eso, en todas las boletas de las tasas municipales podría sumarse a partir de fin de año esa contribución de los frentistas.

Con el mismo sistema se realizará un plan de asfalto que comprometió el gobierno nacional por un total de 50 millones de pesos.

“Los vecinos van a participar del recupero y eventualmente serían obras que se sustenten”, graficó Quintana quien admitió que “el factor confianza” es fundamental para que los contribuyentes acepten pagar parte de las obras en cuotas junto a sus tasas.

El titular de Hacienda enfatizó que “es una realidad de todos los municipios que han resuelto la cuestión de infraestructura a través de la contribución por mejoras”.

Leer mas

Comentarios

comentarios