Compartir

Grimau, Caponi y Sullivan rodean a Olga en el escritorio de la casa de Sandro. (Foto Christian Beliera/GENTE)

La mansión de Banfield donde vivió Roberto Sánchez se construyó hace 73 años. Exactamente la edad que cumpliría el próximo 19 de agosto. Esta casona de dos plantas, con un gran jardín, pileta, quince pinos, garaje para seis autos, piano bar y un enorme muro de cinco metros, fue su hogar desde 1974 hasta su muerte, el 4 de enero de 2010. Permaneció en el misterio y la incógnita durante décadas.

El jueves 22 de febrero de 2018 se abrió como nunca. Y los actores que encarnarán al Gitano en la serie Sandro de América (por orden de aparición, Agustín Sullivan –27–, Marco Antonio Caponi –34– y Antonio Grimau –73–) entraron a ella por primera vez gracias a la generosidad de Olga Garaventa, viuda del ídolo.

Sullivan, Marco Antonio Caponi y Antonio Grimau interpretan a Sandro en distintos momentos de su vida en la serie Sandro de América. (Foto Christian Beliera/GENTE)

Adrián Caetano, director del envío de Telefe (cuyos 13 capítulos coproducidos entre el canal y The Magic Eye se emitirán desde el 5 de marzo, de lunes a jueves, en menos de un mes), se los había prohibido.

Maravillados, recorrieron palmo a palmo los magníficos salones, conocieron rincones secretos como el bar Bouzouki (bautizado así por un instrumento griego), tuvieron en sus manos sus guitarras, se sentaron en sus sillones y su piano, vieron sus legendarios autos (el Rambler Ambassador 990 del '71 y el Mercedes Benz Pagoda del '70, que sólo tiene recorridos 36 mil kilómetros) y hasta disfrutaron masitas y sándwiches de la misma confitería donde compraba Roberto.

Los tres actores que interpretan a Sandro en la serie junto a Olga en el jardín de la casa de Banfield. (Foto Christian Beliera/GENTE)

Grimau tuvo una yapa de lujo: usó para las fotos, además del smoking de Reynal Duggan, la bata colorada original, los gemelos de oro y hasta el reloj Cartier de malla negra del ídolo.

En la entrada de la casa Grimau, Sullivan, Olga y Caponi. (Foto Christian Beliera/GENTE)

Pero no se pudo visitar la mansión en su totalidad. Un amenazante murciélago, volando en círculos, impidió la entrada al piano bar que el Gitano construyó sobre el garaje, en el que agasajaba a sus amigos. Como si el espíritu de Sandro se hubiera montado en él para seguir jugando al misterio y nos hubiera dicho: "¡Hasta acá, que ya conocieron demasiado!".

Por Hugo Martín

Producción: Audrey Liceaga.
Make up y Pelo: Clarisa Reynoso.
Agradecimientos: Zapatos Pasotti, Sathya, Reynal Duggan Ropa de Etiqueta y Sastrería, Liguria, Agencia AB, Pablo Ferraudi y Graciela Guiñazú y Eduardo Barone.

LEA MÁS:
Cómo fue el show de Cristian Castro inspirado en Sandro

Charly García de regreso: un recital de valor documental

A 30 años del verano más triste de La Feliz: la muerte de Olmedo y Monzón preso por matar a Alicia Muñiz

Leer mas

Comentarios

comentarios