Compartir

Independiente se impuso esta noche por 1 a 0 sobre el líder Boca en un caliente partido disputado en Avellaneda y correspondiente a la vigésima tercera fecha de la Superliga.

El atacante Martín Benítez, a los 11 minutos del segundo tiempo, convirtió el gol del elenco local.

Sobre el cierre del partido, el árbitro Ariel Penel no cobró un claro penal para Boca tras una mano de Gonzalo Verón en el área local, que desató airadas protestas de los futbolistas xeneizes, por lo que Pablo Pérez fue expulsado.

Con este resultado, el elenco de la ribera, que venía de perder como local con Defensa y Justicia (1-2), sigue en lo más alto de la tabla de posiciones, con 50 puntos, pero Godoy Cruz acortó distancias y ahora se ubica a 4 unidades.

En tanto, el Rojo, que llegaba de ganarle a Talleres en Córdoba (2-0), trepó hasta el tercer lugar, junto a San Lorenzo, con 42 puntos, y obteniendo por el momento una plaza en la próxima edición de la Libertadores.

En cuanto al partido, fue friccionado y muy peleado, pero el local acertó en una de las pocas que tuvo y Boca no estuvo fino y además se topó con el arquero uruguayo Martín Campaña, una de las figuras de la noche.

En apenas cinco minutos, Pavón corrió desde atrás a Fabricio Bustos y lo derribó, sin aparente intención de cometer falta, pero el lateral local cayó mal, se lesionó un tobillo y tuvo que pedir el cambio.

Jugados 13 minutos, Independiente tuvo su ocasión más clara de la primera parte, pero Sánchez Miño no pudo tomar el balón de lleno debajo del arco y lo tiró afuera, tras una buena jugada combinada entre Emmanuel Gigliotti y Verón por derecha.

Promediando la etapa, el colombiano Wilmar Barrios sintió una molestia en el gemelo derecho y pidió el cambio, dejando a Boca sin una pieza clave en la mitad de la cancha.

A los 34 minutos lo tuvo Boca, con un cabezazo de Walter Bou, a la salida de un tiro de esquina de Pavón desde la derecha, que obligó a Campaña a volar sobre su derecha para evitar el gol.

En el epílogo del primer tiempo el que pidió el cambio fue Jonás Gutiérrez, por una dolencia muscular, obligando a Ariel Holan a mandar al campo de juego al ecuatoriano Fernando Gaibor, cambiando el sistema táctico.

Ya en el complemento, el local empujó en los primeros minutos y mostró lo mejor de su repertorio, obligando a Boca a retroceder. En ese contexto llegó el gol: Figal le robó la pelota a Pavón en la mitad de la cancha, cedió para Sánchez Miño, este habilitó a Benítez y el punta definió ante una floja respuesta de Agustín Rossi.

Tras quebrar el marcador, Independiente retrocedió unos metros y empezó a marcar hombre a hombre a los generadores de juego de Boca.

Cuando el reloj marcaba 24 minutos, Wanchope Ábila, que había ingresado por el debutante juvenil Agustín Almendra, estrelló un zurdazo en el palo, ante la impotente mirada de sus marcadores.

Con el correr de los minutos, y mientras Boca atacaba y el local buscaba el segundo gol en las contras, lo volvió a tener Ábila, pero esta vez el que salvó fue Campaña, rechazando con las piernas un cabezazo de Wanchope.

Ya en tiempo de descuento, y cuando el local esperaba el pitazo final, llegó la polémica jugada del penal de Verón que reclamó todo Boca y derivó en la expulsión de Pérez.

Fuente: NA

Leer mas

Comentarios

comentarios