Compartir


El jefe del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), Facundo Jones Huala, se consideró hoy un "preso político" al exponer en Bariloche en el inicio del juicio por su extradición a Chile, que se definirá en 48 o 72 horas.
"Este no es un juicio de extradición, sino un procedimiento político. Soy un prisionero político, tanto para Argentina como para Chile", dijo el dirigente , que repitió varias veces que tanto él como su comunidad eran víctimas de una "persecución política".
Huala lanzó también una advertencia: "Tienen que terminar con la represión. Ataquen si quieren, el vuelto no va a ser en caramelos", remarcó en su declaración de una hora.
Leer mas

Comentarios

comentarios