Compartir

(REUTERS/Mike Brown)

El Consejo Nacional del Espacio, encabezado por el vicepresidente Mike Pence, hizo un anuncio de recomendación para consolidar las responsabilidades del comercio espacial bajo el Departamento de Comercio y habló de la creación de una especie de zar comercial: un subsecretario de comercio espacial para supervisar "todas las funciones reguladoras del espacio comercial".

En un discurso en el Centro Espacial Kennedy, Pence también anunció un plan para racionalizar los requisitos de licencia para los cohetes que se lanzan y luego vuelven, algo que la industria ha estado presionando.

El Departamento de Comercio también trabajaría para recortar las regulaciones para la detección y la forma en que las naves espaciales se acercan e interactúan entre sí en el espacio. Las recomendaciones, que tendrían que ser aprobadas por el presidente, se producen cuando compañías como Planet preparan constelaciones de satélites para transmitir imágenes de la Tierra. Y otros, como Space Systems Loral y Orbital ATK, están trabajando para realizar mantenimientos en el espacio, lo que podría extender la vida de los satélites en órbita.

Los movimientos están diseñados para simplificar las regulaciones y ayudar a impulsar la industria espacial comercial, ya que comienza a mostrar un fuerte impulso.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo durante la reunión que la industria estadounidense estaba compitiendo "contra 70 gobiernos extranjeros, por lo que necesitan todo el apoyo que podamos brindarles". Para hacer eso, dijo que habría una "nueva única ventana para el comercial espacial".

"El turismo espacial y los hábitats espaciales se están convirtiendo en mucho más que ciencia ficción", dijo. "Y necesitamos una agenda de comercio espacial orientada al futuro", agregó.

En un discurso, Pence comparó la industria espacial emergente con "los ferrocarriles que se abrieron al oeste en Estados Unidos". Y dijo que, a medida que los "capitanes de la industria dirigen su mirada hacia la frontera infinita", "iniciarían una nueva era de liderazgo espacial estadounidense". Pero lamentó que con demasiada frecuencia las empresas están sofocadas por "procesos regulatorios obsoletos".

Las recomendaciones del consejo siguen otros reclamos de la industria, que durante años ha presionado al Congreso para que adopte el tipo de enfoque de no participación que, según los expertos, le permitiría florecer. Hace más de una década, los vuelos espaciales humanos debían estar regulados por los mismos estándares de "consentimiento informado" que rigen los deportes extremos como el paracaidismo.

Más recientemente, el Congreso aprobó una ley que otorga a las empresas estadounidenses el derecho a los recursos que extraen en el espacio, por ejemplo, en los asteroides o en la Luna.

La reunión del Consejo espacial se produjo un par de semanas después de que SpaceX lanzara su enorme cohete Falcon Heavy y devolviera dos de los propulsores de forma segura a un lugar de aterrizaje en Cabo Cañaveral. Nick Ayers, jefe de gabienete de Pence, twitteó antes del lanzamiento que el cohete podría tener "ramificaciones importantes (positivas) para la industria espacial de Estados Unidos si eso funcionara de acuerdo al plan".

En su discurso, Pense dijo que el lanzamiento y los aterrizajes fueron "realmente impresionantes".

Pence asistió a una recepción, donde uno de los propulsores estuvo en exhibición, justo antes de la reunión del Consejo Espacial, que incluye a las secretarías de Estado, Comercio, Defensa y Transporte, entre otras. También recorrió las instalaciones de United Launch Alliance, la empresa conjunta de Lockheed Martin y Boeing, así como Blue Origin, la compañía de cohetes fundada por Jeff Bezos de Amazon.

En una entrevista a principios de febrero mientras asistía al lanzamiento del Falcon Heavy, Ross, el secretario de Comercio, dijo que aplaudía el creciente éxito de la industria espacial al recuperar gran parte de la cuota de mercado mundial para los lanzamientos comerciales. Dijo que una de las principales prioridades del consejo es "acelerar el progreso de la comercialización del espacio. Nos estamos moviendo bastante agresivamente para tratar de lograr eso".

Leer mas

Comentarios

comentarios