Compartir

La Corte Suprema de Estados Unidos determinó este martes que los inmigrantes que están en centros de detención no tienen derecho a audiencias periódicas que evalúen su reclusión y puedan ponerles en libertad provisional, una decisión que abre la puerta a la detención indefinida de los extranjeros indocumentados que viven en el país.
Los jueces del alto tribunal llegaron divididos a la sentencia con tres magistrados en contra y cinco a favor, entre los que se encuentran todos los conservadores, informó la agencia de noticias EFE.
Otro integrante del tribunal de nueve jueces, la magistrada Elena Kagan, se recusó a sí misma el año pasado luego de descubrir que, antes de sumarse a la Corte, había intervenido en el caso sobre el que hoy falló el máximo tribunal del país. Leer mas

Comentarios

comentarios