Compartir

La edición 101 del Giro d’Italia, comenzará mañana viernes 4 en Jerusalén, en homenaje a ciclista italiano Gino Bartali, quien fuera nombrado “justo entre las Naciones” en 2013 por ayudar a salvar la vida de 800 judíos durante la invasión nazi a Italia. Bartali también escondió a su amigo Goldemberg y familia en el sótano de su casa.

Nacido en la Toscana, en el seno de una familia humilde que se dedicaba a trabajar el campo. Empezó a correr gracias a un trabajo en un taller de reparación de bicicletas. El dueño estaba conforme con el trabajo que hacía Gino y le regaló una bicicleta y lo animó a entrenar. Ganó dos veces del Tour de Francia (en 1938 y 1948) y tres veces el Giro de Italia (en 1936, 1937 y 1947). Mantuvo una rivalidad deportiva con su compatriota, Fausto Coppi, y a su vez fueron grandes amigos.

Gino Bartali murió sin que nadie conozca su verdadera historia, la del corredor grandioso que dedicó dos años a salvar la vida de ochocientos judíos. En su bicicleta escondía la documentación necesaria para sacarlos de Italia, y con la fachada de simples entrenamientos, llevaba los papeles. Era impensado sospechar en aquel entonces de uno de los grandes del deporte italiano, que además, había conseguido darle a Mussolini el Tour de Francia en 1938.

Leer mas

Comentarios

comentarios