Compartir

Laura Alonso, durante el evento asociado al G20 sobre transparencia en las empresas estatales

Desde su creación, en 2010, el grupo de trabajo de Anticorrupción es un medio para que los países del G20 cooperen para elevar los estándares de transparencia y rendición de cuentas y contribuir a la lucha mundial contra la corrupción. A partir de este objetivo, el grupo busca crear herramientas útiles que puedan ser utilizadas para la formulación de políticas públicas.

Este año, bajo la presidencia argentina se establecieron dos prioridades a trabajar: la integridad en Empresas de Propiedad Estatal, que desempeñan un papel clave en el desarrollo sustentable de países y regiones de todo el mundo; y el manejo y la resolución de conflictos de interés, con el fin de generar confianza e integridad en las políticas públicas para el desarrollo sustentable.

Durante estas dos jornadas en el CCK comenzará el debate. Los principales expositores serán la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, y el enviado de Francia, Guillaume Chabert; ambos lideran el grupo.
Además, se espera la intervención de la OCDE, el Banco Mundial, Reino Unido, México, China, Canadá, y de los grupos de afinidad, el Business 20 (negocios) y el Civil 20 (ONG).

Desde la organización del G20 explicaron a Infobae que este encuentro será el primero de una serie que incluirá otros dos más en el año, el 27 y 28 de junio, y el 11 y 12 de octubre: "Las recomendaciones que elabore el Grupo de Trabajo Anticorrupción llegarán luego a los sherpas de los países miembro del G20, que se reunirán en septiembre. Ellos, a su vez, presentarán propuestas para las máximas autoridades políticas en la Cumbre de Líderes del G20, que se realizará en noviembre en Buenos Aires".

Altos niveles de corrupción están asociados con menores niveles de inversión y crecimiento

El tema se ha vuelto clave para el gobierno de Mauricio Macri, que ubica de manera estratégica el combate contra la corrupción. "Cuando se produce una conducta corrupta, recursos valiosos se desvían de su uso para el bien común, afectando particularmente a los más vulnerables. Altos niveles de corrupción están asociados con menores niveles de inversión y crecimiento, igualmente afectando a la productividad", detallaron desde la presidencia argentina del G20.

Se espera que en estas reuniones se profundice en el Plan Anti-Corrupción 2017-2018 que, además de la integridad en las empresas estatales, ataca el problema en otras áreas: cooperación práctica, beneficiario final, integridad y transparencia en el sector privado, soborno, sectores vulnerables y organizaciones internacionales.

En paralelo a esta instancia oficial del G20, la Argentina organizó un "evento asociado" en el que participa la sociedad civil, expertos y funcionarios nacionales cuyo objeto de debate es "reducir la corrupción y promover la integridad en las empresas estatales".

Laura Alonso, Gustavo Lopetegui y Guillaume Chabert

En su apertura, Gustavo Lopetegui, secretario de Coordinación de Políticas Públicas de la Nación, hizo un recorrido por la experiencia de la Argentina con sus compañías nacionales a lo largo de los años y resaltó los esfuerzos del Gobierno en el tema: "Reforzar el cumplimiento de la ley es una de las principales propuestas de todo nuestro programa político. Y lograrlo en empresas estatales es un gran desafío que estamos enfrentando".

"Hay una estrategia del Gobierno para posicionar a la Argentina a nivel internacional para que entre a la OCDE y mostrarle al mundo que, como presidente del G20, se busca que las empresas estatales trabajen con lineamientos de prevención de los focos de corrupción, conflictos de intereses, o nepotismo", analizó para Infobae Gonzalo Diéguez, director del programa de Gestión Pública de Cippec, que participa de este foro paralelo.

Seguí leyendo:

A horas de la primera reunión del Grupo de Trabajo de Anticorrupción del G20, Laura Alonso definió las prioridades

El Gobierno destinará más de 1.000 millones de pesos a la cumbre del G20

Leer mas

Comentarios

comentarios