Compartir

Anoche a las 21 horas arribó al Aeropuerto de Ezeiza el vuelo que trajo al país a Daniela Espejo, la joven bioquímica de San Juan que vivió un infierno en la India, donde se casó un pastor afgano que la maltrató y la mantuvo en un virtual cautiverio en su casa de Bombay.

Diez horas después, Daniela llegó a San Juan, donde se reencontró con su madre Yolanda y mantuvo un breve contacto con la prensa local. "Esto fue un secuestro y me arrepiento de no haber indagado con quién me casé", dijo.

"No estoy bien"

Con mucho respecto, Daniela agradeció "a la gente de la embajada argentina en la India, al gobernador (Sergio Uñac) y a todos los que ayudaron increíblemente, porque fue una situación demasiado crítica". No obstante, pidió limitar el contacto con la prensa. "No puedo hablar más porque no estoy bien", aclaró.

Junto a ella estaban su madre Yolanda y la secretaria de Relaciones Institucionales provincial, Elena Pelletier. "El encuentro fue esperado y emotivo. Ahora le tengo que dar mucha contención, que es lo que ella necesita", señaló la mamá.

Maltrato en Bombay

Infobae conversó ayer con Yolanda, quien contó los pormenores del caso. Daniela viajó hace seis meses a Nueva Delhi para casarse con Mohammad Sarif, a quien había conocido años atrás en un curso sobre islamismo en Sudáfrica y con quien se reencontró por Facebook.

Sin embargo, poco después de llegar se topó con un panorama distinto al que esperaba y Sarif la empezó a maltratar. El sujeto es pastor de una religión ligada al islamismo. "Él cerraba todo y subía la televisión para pegarme", recordó Yolanda.

Finalmente, el lunes la madre logró reunirse con la doctora Pelletier, quien inició las gestiones ante la Cancillería para que intervenga el consulado argentino. Todo derivó en un operativo policial que la sacó de su hogar.

SEGUÍ LEYENDO:

Habló la mamá de la sanjuanina que vivió un infierno junto a un pastor afgano en la India: "Los seguidores de él la quisieron linchar"

Leer mas

Comentarios

comentarios