Compartir

La jueza María Laura Garrigós de Rébori, presidenta de la agrupación Justicia Legítima, presentó hoy su renuncia a la Cámara de Casación Penal de la Ciudad para jubilarse a partir del 1 de abril próximo.
Garrigós de Rébori integraba -junto a una decena de pares- el tribunal creado en 2014 con el fin de descomprimir el trabajo de la Cámara Federal de Casación Penal (que dejó de atender causas por delitos ordinarios de jurisdicción porteña).
En los últimos años, Garrigós de Rébori expresó en varias oportunidades sus críticas a la Corte Suprema de la Nación: pidió la renuncia de tres de sus miembros por el fallo que benefició con el cómputo del 2 x 1 al represor civil Luis Muiña, condenado a 13 años de prisión por secuestros y torturas cometidos contra empleados del Hospital Posadas durante la última dictadura militar. Leer mas

Comentarios

comentarios