Compartir

La Intendencia informó en la tarde de este martes que “recurrió a la Justicia para recuperar el dinero que percibió Ángel Sacco durante los seis meses posteriores de presentada su renuncia”. “Río Negro” había publicado que un empleado político designado por el intendente Gustavo Gennuso cobró su sueldo durante seis meses aun después de haber renunciado y que el Tribunal de Contralor inició una investigación para determinar si hubo un daño a las arcas públicas.

Según un comunicado del gobierno de la ciudad, el jefe de Gabinete, Marcos Barberis, explicó que la documentación para crear la resolución “no cumplimentó el trámite administrativo y provocó un desfasaje que fue aprovechado por el exfuncionario”.

“Se le informó a Hacienda y al Banco Nación, y se detectó que los haberes habían sido pagados y cobrados”, añadió Barberis. Sin nombrarlo, responsabilizó a su antecesor, Pablo Chamatrópulos.

“Se le dio intervención a la Asesoría Letrada del municipio y, a pesar de la presentación de cartas documento, Sacco no se dio por notificado y se derivó el caso a un juicio civil para recuperar el cobro indebido de 112.331 pesos”, informaron.

Dijo Barberis que Sacco estaba “en pleno conocimiento de lo sucedido porque había presentado su renuncia en julio del año pasado”.

“Era una designación política y se había retirado”, añadió Barberis. Según la información de la Intendencia, fue este poder el que denunció la situación ante el Departamento de Sueldos y “recién dos meses más tarde el Tribunal de Contralor se notificó de lo ocurrido”.

Sacco había sido designado en diciembre de 2015, cuando asumió el actual gobierno, para cumplir “funciones varias y de coordinación” en la subsecretaría de Tránsito y Transporte.

Leer mas

Comentarios

comentarios