Compartir

La sequía es el fenómeno natural que más afecta a la agricultura, sector que entre 2005 y 2015 tuvo pérdidas por US$ 29.000 millones en países en desarrollo por el déficit hídrico, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
Otros desastres meteorológicos extremos, como altas temperaturas y tormentas, fueron responsables de 28% de las pérdidas (por US$ 26.500 millones), mientras que las inundaciones representaron 20% (19.500 millones).
El estudio analiza el costo que tuvo para los productores reducir la producción de cultivos y ganadería después de 332 desastres naturales ocurridos en 87 países en desarrollo de África, América Latina y el Caribe, Asia y las islas del Pacífico en una década. Alrededor de la mitad de las pérdidas cuantificadas (US$ 48.000 millones) se registraron en Asia, sobre todo por inundaciones y tormentas, mientras que en África se llegó a US$ 26.000 millones y en América Latina y el Caribe, a 22.000 millones.
Leer mas

Comentarios

comentarios