Compartir

Las fuerzas gubernamentales sirias y la facción islamista el Ejército del Islam en Ghouta Oriental, el principal bastión opositor de las afueras de Damasco, libraban intensos combates en las últimas horas y frustraron la segunda jornada de la "pausa humanitaria" impulsada por Rusia para permitir la ayuda a las víctimas del conflicto.
Al menos cuatro cohetes impactaron hoy en las proximidades del corredor humanitario abierto por las autoridades sirias para facilitar la salida de los alrededor de 400.000 civiles que se encuentran atrapados bajo fuego cruzado en Ghouta, según la televisión oficial.
La emisora siria acusó a "grupos terroristas" de este ataque para impedir la marcha de los civiles de la región amparados por la pausa humanitaria de cinco horas diarias auspiciada por Rusia, principal aliado del presidente sirio Bashar al Assad, que se inició ayer sin que ningún civil haya podido abandonar la zona por ese corredor.
Leer mas

Comentarios

comentarios