Compartir

Camiones de los bomberos en Sydney, Australia (AAP/Brendan Esposito/via REUTERS)

Cientos de bomberos trataban este lunes de sofocar un incendio que causaba estragos a proximidad de Sidney, donde las temperaturas han inusualmente altas en los últimos días.

(AAP Image/Brendan Esposito/via REUTERS)

La policía del estado de Nueva Gales del Sur abrió una investigación sobre el origen del siniestro que se declaró el sábado por la tarde en el suroeste de la capital australiana, que podría ser de origen criminal.

Las llamas en Voyager Point, sur de Sydney (AFP / CARLOS COUTINHO)

Las llamas devoraron más de 2.430 hectáreas de bosque y de matorrales y obligaron a evacuar a algunos habitantes, aunque no destruyeron ninguna casa y no dejaron víctimas, según el servicio de lucha contra los incendios.

(AFP PHOTO / CARLOS COUTINHO)(AFP PHOTO / CARLOS COUTINHO)

"Es un milagro absoluto que no se haya perdido ninguna vida y casi ningún bien, gracias a la labor incansable y a la entrega de nuestros servicios de emergencia", declaró Mark Speakman, el ministro interino de los Servicios de Urgencia de Nueva Gales del Sur.

(AFP / CARLOS COUTINHO)

Las condiciones meteorológicas mejoraron este lunes con una disminución de la fuerza del viento.

(AFP / Fire & Rescue NSW / FIRE & RESCUE NSW)(AFP / CARLOS COUTINHO)(AFP / CARLOS COUTINHO)

El otoño austral es especialmente cálido este año y sucede a un verano muy seco, lo cual explica la magnitud del incendio, dijo Shane Fitzsimmons, responsable de los bomberos del estado.

(AFP / CARLOS COUTINHO)

Las temperaturas otoñales "sin precedentes", según Fitzsimmons, alcanzaron los 30ºC.

Un bombero con un koala salvado de las llamas en la Liverpool Military Area, una base del ejercito cerca de Sydney (AFP PHOTO / Fire & Rescue NSW / FIRE & RESCUE NSW) Leer mas

Comentarios

comentarios