Compartir

El fiscal del Estado checo había propuesto dejar al militante kurdo, de 67 años, en prisión preventiva, a la espera del proceso de extradición solicitado por Turquía, informó portavoz del Juzgado Urbano de Praga, Marketa Puci, citada por la agencia de noticias EFE.

El juzgado decidirá sobre la solicitud de extradición cuando el fiscal presente la petición, lo que puede durar un mes, añadió la portavoz. "El juez dejó a mi cliente en libertad", indicó a periodistas locales el abogado de Muslim, Miroslav Krutina, citado por el diario checo Právo.
Muslim es ex presidente del Partido de la Unión Democrática (PYD), cuyo brazo armado es la milicia Unidades de Protección del Pueblo (YPG), considerada "terrorista" por Turquía por sus vínculos con la guerrilla kurda presente en suelo turco, el ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).
Leer mas

Comentarios

comentarios