Compartir

La jueza de Garantías, Romina Martini, formuló cargos a dos hombres (padre e hijo) por el robo agravado por efracción (rotura por medios violentos y perforación de la pared) en el local comercial Hipertehuelche, en Pasaje Gutiérrez al 3400, el último domingo. Además, les impuso dos meses de prisión preventiva.

Este pedido fue formulado por el fiscal Sergio Pichetto que dio detalles sobre el accionar de los delincuentes en la audiencia.

Relató que ambos imputados habrían ingresado en horas de la tarde al comercio para comprar varios discos de corte de amoladora y mechas que se utilizan para efectuar fracturas en concreto. Tras retirarse del lugar, uno de ellos ingresó nuevamente al local donde permaneció escondido hasta el cierre.

Cuando cerraron el comercio, informaron desde el Ministerio Público Fiscal, “uno de los imputados y al menos, otro sujeto que resta determinar, se escondieron en un sector próximo a la oficina donde se encuentra la caja de seguridad, mientras que el otro se quedó afuera haciendo de campana”.

El comunicado enviado desde esa oficina pública especifica que “les indicaba cuándo podían hacer ruido y cuándo tenían que parar, hasta el momento que indicó cuándo podían retirarse con el botín sin peligro para el éxito de la operación”.

De esta forma los sujetos que quedaron en el interior del comercio efectuaron un boquete en la pared de material que da a la caja de seguridad del local comercial. “Acto seguido destruyeron la caja de seguridad y sustrajeron una suma importante de dinero. Finalmente efectuaron otro boquete en la pared del comercio existente en su parte frontal, huyendo del local con el dinero sustraído en su poder”, puntualizaron.

La acusación se logró con declaraciones testimoniales del personal del local, policías y el informe de las intervenciones telefónicas, entre otros.

Leer mas

Comentarios

comentarios