Compartir

Mientras que por un lado los productores frutícolas insistirán con reclamos al gobierno nacional y provincial, la posibilidad de colocar manzanas en comedores escolares y comunitarios de la provincia de Buenos Aires, generó expectativa por la apertura de un canal de comercialización que garantizaría cubrir los costos de producción y tener ganancia.

La asamblea general de productores que convocó la Federación que los nuclea y que este sábado se realizó en el salón de usos múltiples de la Cámara de Productores Agrícolas de Villa Regina, determinó que se pedirá tanto al gobierno nacional como provincial respuestas a los reclamos que vienen efectuando desde hace meses. En este sentido se determinó hacer un cuarto intermedio, sin fijar fecha para la reanudación de la asamblea, donde en caso de no tener respuesta favorables se determinará distintas acciones.

Al inicio de la asamblea, el presidente de la Federación, Sebastián Hernández, durante casi una hora brindó detalles de las diferentes gestiones que la entidad realizó en relación a los créditos para tareas de poda y programas sanitarios que el año pasado otorgó el gobierno nacional, los cuales a partir de setiembre tienen que comenzar a ser devuelto por los productores.

A nivel nacional se solicitó además una compensación de 1,50 pesos por kilo de fruta cosechada y entregada a los empaques para cubrir el desfasaje entre el costo de producción (de 0,34 centavos de dólar por kilo de fruta) y los valores que se prevé pagarán los empaques para esta temporada, estimado entre 3 y 4,50 pesos por kilo de fruta.

Te puede interesar: Los productores debaten este sábado en Regina sobre créditos y compensaciones

Del mismo modo en los proyectos para reducir a cero el impuesto a los Ingresos Brutos para los productores primarios; al tiempo de establecer un valor diferencia para la energía por la alta demanda que tiene el sector.

“Hasta el momento no se ha tenido respuesta a estos pedidos” indicó Hernández, que remarcó que se volverán a presentar, a la espera de una respuesta dentro de los próximos días.

Dentro del informe que brindó el presidente de la Federación, presentó un proyecto que comenzó a trabajarse en conjunto con el Ministerio de Agricultura Familiar de la Provincia de Buenos Aires y la Funbapa, que permitiría a los productores comercializar de manera directa las manzanas que permanecen en frío, las que se destinarían a comedores comunitarios y escolares.

La propuesta captó el interés de los productores, ya que si bien aún está en proceso de cierre de acuerdos, las primeras estimaciones arrojan que los productores que ingresen al programa recibirían alrededor de 8 pesos por kilo de fruta entregada.

“En 15 días se va a hacer un encuentro para avanzar con esta propuesta que la vamos a bajar a través de las Cámaras. Es importante que los productores se inscriban para participar. La idea es comenzar en agosto con la comercialización, pero previamente se debe armar todo el esquema de trabajo con cuatro o cinco empaques en el Alto Valle para el embalado, garantizando siempre la calidad, sanidad e inocuidad, porque será fruta que van a comer los chicos” sostuvo Hernández.

Por otra parte comentó que esta alternativa de comercialización de manera directa de los productores, abrirá las puertas para en segunda instancia ingresar con las manzanas del Alto Valle a establecimientos hospitalarios, cárceles, y otras vías de comercialización en ferias. A su vez, de desarrollarse con éxito, el proyecto podría replicarse con otras provincias.

Leer mas

Comentarios

comentarios