Compartir

Los trabajadores de la Planta de Agua Pesada (PIAP) de Arroyito cortaron la Ruta 22 por séptimo día consecutivo, reclamando el pago de sus salarios.

A media que avanzaron los días las medidas de fuerza se fueron endureciendo. El bloqueo pasó a extenderse de 8 a 16, permitiendo el paso cada una hora, durante 10 minutos.

Te puede interesar La planta de agua pesada de Arroyito depende del precio del gas

Si bien ayer los trabajadores recibieron $10.000 como adelanto de sus sueldos, a mediados de mes aun siguen sin percibir la totalidad de sus salarios y la preocupación crece ya que el atraso en el pago se repitió en el último tiempo.

A esta situación se le suma la incertidumbre por el futuro laboral mezclada con la esperanza que dos nuevas centrales nucleares compren la producción, pero para esto ya se adelantó que se deberán hacer reducciones para que los precios sean más competitivos. El panorama parece no ser el mejor, porque los operarios denunciaron que hay indicios de Nación quiere privatizar la PIAP.

Leer mas

Comentarios

comentarios