Compartir

Luego de enfrentar fuertes críticas por el trato a los inmigrantes que durante años el gobierno británico dio a la llamada generación "Windrush", quienes después de 70 años de haber llegado al país corren el riesgo de ser deportados, la primera ministra Theresa May anunció hoy que se reunirá con los líderes caribeños de la Commonwealth para revertir la situación.
"Quiero disipar cualquier impresión de que mi gobierno está de algún modo actuando contra ciudadanos de la Commonwealth, en particular aquellos que provienen del Caribe", dijo hoy May tras reunirse con su homologa jamaiquina, Andrew Holness, según un comunicado de Downing Street.
El gobierno conservador se disculpó después de que surgiera que algunas personas que llegaron de la Commonwealth (la Mancomunidad Británica de Naciones) hace décadas cuando eran niños ahora están siendo identificadas incorrectamente como inmigrantes ilegales y muchos de ellos fueron deportados.
Leer mas

Comentarios

comentarios