Compartir

Cinco meses después de los comicios, el congreso federal de la CDU, celebrado este lunes en Berlín, respaldó por una abultada mayoría el acuerdo, en una votación a mano alzada que fue precedida por un fuerte discurso de la canciller alemana, Angela Merkel, que ratificó su compromiso con el relanzamiento de Europa y con la necesidad de dar "una nueva dinámica" a su país con "un gobierno estable".

Con tono autocrítico, la canciller reconoció el mal desempeño en las elecciones generales del 24 septiembre y señaló que los motivos van desde la "preocupación" que generó la acogida de cientos de miles de refugiados, a los desafíos que implica la adaptación a las nuevas tecnologías o la "inestabilidad política" de países vecinos y en Europa.
Previamente, Merkel alineó a sus bases. En su discurso, la canciller, vapuleada en el seno de su partido en los últimos meses, logró clausurar dos temas: la lucha sucesoria con la designación de Annegret Kramp-Karrenbauer -también llamada "Mini Merkel"- al frente del partido y la cohesión de las facciones democristianas para un Ejecutivo estable. Leer mas

Comentarios

comentarios