Compartir

El ministro de economía de la provincia de Chubut, Alejandro Garzonio, aseguró hoy que “es imposible dar un aumento como piden los gremios del Estado”, y argumentó que “no hay recursos suficientes, ni siquiera para hacer frente a la actual masa salarial”, con lo que se enfría la posibilidad de un acuerdo con la Mesa de Unidad Sindical, que desde hoy lleva adelante un paro por 72 horas.

“Tenemos un déficit mensual de caja cercano a los 800 millones de pesos y bajo esas condiciones es imposible hablar de un aumento en la masa salarial”, manifestó. Sin embargo reconoció que “los gremios tienen razón cuando piden porque la inflación les come el sueldo a los trabajadores”, alegó.

No obstante, el estado provincial depositó hoy el segundo tramo del cronograma de pago para los estatales, que estará disponible desde mañana por el sistema bancario, en el rango de quienes cobran entre 20.000 y 30.000 pesos.

El primer rango, donde están incluidos quienes cobran menos de 20.000 pesos, es decir el 70% de los estatales chubutenses, ya cobró la semana pasada.

La provincia pudo refinanciar esta semana, con la ayuda del gobierno nacional, el vencimiento de préstamos a corto plazo que tomó mediante las llamadas Letras de Tesorería, por 1.400 millones de pesos, y aplazó para fin de año, mediante el fideicomiso provincial, su pago “a costa de una tasa muy alta”, según aseguró el funcionario.

“Eso no significa que entra más plata sino que se logra un poco de oxígeno, y nada más que eso, porque la deuda se acumulará en diciembre para lo cual, por supuesto, estamos trabajando con ayuda de Nación, que dicho sea de paso tiene sus propios problemas con el precio del dólar y la inflación”, enfatizó.

El ministro Garzonio se quejó también de que “los gremios habían llegado un acuerdo con el gobierno por el cual se sacó de la precarización a 800 trabajadores para que pasen a planta, y la promesa de que no se descontarán los días de paro, pero ni bien firmaron el acta ratificaron la huelga por 72 horas”, criticó.

La provincia no aprobó aun el presupuesto para este año, que fue enviado a la Legislatura y que suma un monto superior a los 46.000 millones de pesos, lo que también le quita margen de maniobra al gobierno de Mariano Arcioni.

“Por lo menos les pedimos que nos faciliten las cosas aprobando las compensaciones de partidas”, reclamó el ministro a los diputados, adonde el oficialismo es minoría.

Leer mas

Comentarios

comentarios