Compartir

Un motociclista murió tras protagonizar hace ocho días un hecho de tránsito. En horas de la madrugada falleció el hombre de 31 años que fue hospitalizado en el hospital Zatti de esta capital luego de chocar contra un auto.

La transitada esquina del boulevard Ituzaingó y Zatti fue el escenario de este hecho de tránsito ocurrido aproximadamente a las 10.30 del martes pasado, en momentos en que el motociclista circulaba por el boulevard hacia Güemes y un Ford Focus conducido por una mujer por Zatti hacia Santa Rosa.

Por razones que se tratan de establecer uno de los dos conductores no habría respetado la luz del semáforo colisionando en forma violenta. El motociclista cayó al piso y su casco habría quedado a un par de metros sobre el asfalto, estimándose que lo llevaba colocado sin la debida seguridad o directamente no lo tenía puesto al momento del choque.

Como consecuencia de este hecho de tránsito el motociclista sufrió fracturas en el cráneo y en una de sus piernas, lesiones consideradas graves que generaron su internación en la sala de cuidados intensivos del Zatti.

El desafortunado hombre murió en la madrugada de este miércoles, al parecer, por contraer una bacteria intrahospitalaria.

Su muerte generará ahora una recaratulización del hecho, en el marco de la investigación judicial iniciada.

Las pérdidas irreparables como estas suelen generar la reflexión y toma de conciencia. En este marco desde la comisaría Primera de esta capital se recordó la necesidad que los motociclistas conduzcan con los cascos debidamente colocados al igual que la persona que lo acompaña, en el caso que no viaje solo.

Es tan lamentable como frecuente observar en Viedma familias en moto sin el respectivo casco colocado, única protección para el área más vulnerable del cuerpo como lo es el cráneo, sobre todo en los más chiquitos.

Otra de las recomendaciones es la velocidad y respetar todas las normas de tránsito.

Leer mas

Comentarios

comentarios