Compartir

La falta de precipitaciones durante ciclos claves de desarrollo de dichos cultivos, en especial los correspondientes a los sembrados en etapas tardías, redujo en 24 millones de toneladas la estimación de producción de ambos cultivos desde las primeras previsiones de la entidad, a fines del año pasado.
A esta cifra se llega con el recorte de hoy de 6,5 millones de toneladas en soja hasta las 40 millones (desde los 54,5 millones de la primera estimación) y las tres millones de toneladas de maíz hasta los 32 millones (desde los 41,5 millones de la primera estimación).
En un informe presentado en la feria Expoagro, la entidad calculó las pérdidas económicas totales en US$ 4.650 millones, de las cuales US$ 1.550 millones corresponde a las pérdidas directas al sector productor y los restantes US$ 3.100 millones a las actividades vinculadas con éste, como los sectores de transporte, maquinaría, construcción y demás.
Leer mas

Comentarios

comentarios