Compartir

El primer intervalo de la pausa humanitaria anunciada por Rusia e iniciada en la región siria de Ghouta Oriental, principal feudo rebelde de las afueras de Damasco, terminó con un niño muerto por fuego de la artillería gubernamental y al menos 16 heridos.

Además, aviones de guerra no identificados bombardearon varias localidades de Ghouta Oriental,entre ellas Harasta, Zamalka, Duma, mientras que dos helicópteros de las tropas leales al Gobierno arrojaron dos barriles de explosivos contra Al Shifunía.

La pausa humanitaria iniciada este martes se había roto pocas horas después cuando nuevos bombardeos arreciaron sobre esta asediada región donde las autoridades habilitaron un corredor humanitario, según informó un portavoz de Naciones Unidas. "Los enfrentamientos continúan esta mañana, esa es la información que hemos recibido", dijo hoy temprano a la prensa en Ginebra el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke, que basó su información en los informes que provienen de entidades locales con las que el organismo mantiene una larga relación de trabajo en el terreno, señaló la agencia de noticias EFE.
Leer mas

Comentarios

comentarios