Compartir

El efecto de la sequía provocó aumentos de costos para los productores de carne y leche en virtud del aumento de los precios internos del maíz, que crecieron 41% y de la soja, que se incrementó en un 42%, según datos de un relevamiento realizado por Télam entre productores de distintos sectores de la industria cárnica y láctea.
Estos aumentos de los precios internos de los granos que integran la canasta de alimentos balanceados, destinados a la producción de carnes, impactaron en los costos de los productores avícolas y también en los feed lots y en la industria láctea.
La extensa sequía que padecen las principales regiones productivas del país no sólo provocará un drástico recorte -de unas 20 millones de toneladas, según las estimaciones- en las cosechas de soja y maíz.
Otra consecuencia directa del fenómenos es que esos dos granos han subido rápidamente de valor, más de 40% en los últimos meses y esto afecta a quienes los utilizan como insumo estratégico para la producción de proteínas animales.
Leer mas

Comentarios

comentarios