Compartir


Tras la sorpresa que ocasionó la predisposición de Donald Trump para reunirse con Kim Jong-un, el líder norcoreano afirmó que está “listo” para debatir la desnuclearización, en lo que será una reunión cumbre histórica.
La posibilidad de que los líderes se reúnan parecía impensada hace un año, cuando Corea del Norte lanzaba con éxito misiles balísticos intercontinentales -solo en 2017 lanzó 16 misiles- y Trump por otro lado realizaba severas advertencias a Kim, llegando incluso a referirse a él como “el pequeño hombre cohete”.

I told Rex Tillerson, our wonderful Secretary of State, that he is wasting his time trying to negotiate with Little Rocket Man…

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 1 de octubre de 2017

La novedad es vista positivamente, ya que significa que Estados Unidos y Corea del Norte están un paso más cerca de acabar con la amenaza de una guerra nuclear.
No obstante, Trump y Kim parecen tener una idea distinta sobre qué significa el proceso.
¿Qué implica la desnuclearización para Pyongyang?
“El problema de la desnuclearización de la península coreana se puede resolver, si Corea del Sur y los Estados Unidos responden a nuestros esfuerzos con buena voluntad”, dijo Kim a funcionarios chinos en su visita a Beijing, según citó la agencia Xinhua.
Kim Jong-un y Xi Jinping tras mantener una reunión en BeijingKim Jong-un y Xi Jinping tras mantener una reunión en Beijing
Para Kim, la desnuclearización de la península coreana implica el abandono de todas las armas nucleares y el desmantelamiento de lo que Pyongyang considera una amenaza, el llamado “paraguas nuclear” que Estados Unidos desplegó en Corea del Sur y Japón.
Además, probablemente Kim acceda a abandonar su armamento nuclear si Estados Unidos finaliza su alianza militar con Corea del Sur, que mantiene desde la Guerra de Corea (1950-1953)., informó The Washington Post.
Sistema THAADSistema THAADEstados Unidos actualmente tiene acerca de 28.000 soldados instalados en Corea del Sur y el año pasado construyó en ese país el controversial Thaad (Terminal High Altitude Area Defense), un sistema para derribar misiles balísticos de corto, mediano y largo alcance.
¿Qué implica para Washington?
Por la otra parte, los Estados Unidos insisten en el completo, verificable e irreversible desmantelamiento del armamento nuclear de Corea del Norte y la autorización para que inspectores internacionales corroboren que el régimen de Kim cumplió con su palabra, según analistas internacionales.
En Washington están confiados de que la política de “máxima presión” que Trump aplicó está dando resultado.

Sanctions and “other” pressures are beginning to have a big impact on North Korea. Soldiers are dangerously fleeing to South Korea. Rocket man now wants to talk to South Korea for first time. Perhaps that is good news, perhaps not – we will see!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 2, 2018

“Vemos esta evolución como una prueba más de que nuestra campaña de máxima presión está creando la atmósfera apropiada para un diálogo con Corea del Norte”, dijo a los medios la secretaria de Prensa de la Casa Blanca.
Es que en enero pasado, el Departamento del Tesoro anunció nuevas sanciones que impactaron directamente en empresas de comercio norcoreanas y chinas que se complementaron con la prohibición por parte de la ONU de las exportaciones norcoreanas de mariscos y carbón. De acuerdo con cifras oficiales, en China las importaciones de productos de Corea del Norte cayeron un tercio en 2017.
Trump se mostró optimista respecto de que en la cumbre Trump-Kim se arribará a un acuerdo. “Es muy posible que Kim Jong-Un hará lo que es correcto para su pueblo y para la humanidad. ¡Estoy ansioso por nuestro encuentro!”

For years and through many administrations, everyone said that peace and the denuclearization of the Korean Peninsula was not even a small possibility. Now there is a good chance that Kim Jong Un will do what is right for his people and for humanity. Look forward to our meeting!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) March 28, 2018

¿Con qué armamento nuclear cuentan ambos países?
Corea del Norte:
Según el investigador de Amnistía Internacional del Este Asiático, Arnold Fang, si bien es imposible verificar la capacidad y tamaño militar de Corea del Norte, “sabemos que posiblemente inviertan el 22 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) en gastos militares”.
Esta cifra tiene sentido si se observa el estimado inventario de las Fuerzas Armadas norcoreanas que la Oficina de la Secretaría de Defensa de Estados Unidos publicó en 2015.
Según el informe, el régimen de Kim cuenta con 950.000 combatientes, 4200 tanques, y 5500 lanzadores múltiples de misiles.
Respecto al armamento nuclear, un reporte de inteligencia estadounidense realizado por expertos independientes, citado por Newsweek, Corea del Norte posee entre 25 y 60 armas nucleares.
Estados Unidos:
Estados Unidos es el país que más invierte en sus Fuerzas Armadas, tan solo en 2016, según Forbes, el gasto militar del país del norte alcanzó los 611 mil millones de dólares, lo que representa un 36 por ciento del gasto militar total global en ese año.
De acuerdo con Globalfirepower.com, un sitio que mide y compara la capacidad militar de los países, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos poseen un personal activo de 1.281.900 personas, 5884 tanques y 1197 lanzadores de misiles.
Ahora, en lo que respecta al armamento nuclear, según Hans Kristensen y Robert Norris, miembros de la Federación de Científicos Estadounidenses, Estados Unidos tiene 6800 ojivas nucleares. 2800 de las mismas están en desuso, 4000 están almacenadas y 1800 están desplegadas.
Lo que se viene:
Es muy probable que Trump no acceda a retirar sus tropas de Corea del Sur y Japón y que Kim no esté dispuesto a abandonar su programa nuclear sin esa condición. Pero algunos analistas sugieren que por lo pronto el líder norcoreano podría acordar con suspender los lanzamientos de misiles y el desarrollo de armas a cambio de que Estados Unidos y Corea del Sur reduzcan o suspendan sus ejercicios militares conjuntos. Leer mas

Comentarios

comentarios