Compartir

La vida de Antonio Gentile es un misterio. Y así pretende que siga siendo. Este físico egresado del Instituto Balseiro fue incluido en 2016 en el listado de personas desaparecidas en la última dictadura militar del país, fue homenajeado, hubo pañuelos pintados con su nombre en el Centro Cívico de Bariloche y una placa en los jardines de la institución académica donde estudió. Sin embargo, una llamada telefónica a fines de febrero cambió todo. Antonio está vivo, tiene 85 años y reside con su familia en Estados Unidos.

En la llamada telefónica que el propio Gentile realizó y mantuvo con el director del Instituto Balseiro, Carlos Balseiro, “no quiso dar información sobre su pasado y vida actual” aunque conversó con el directivo respecto a anécdotas y recuerdos de su paso por el Instituto.

Antonio Gentile llega desde su Mar del Plata natal, para estudiar la licenciatura en Física en el Instituto Balseiro, en Bariloche. Formó parte de la segunda promoción de egresados (1959).

Fue becado por el Organismo Internacional de Energía Atómica y se traslada a Viena (Austria).

Se radica en Nueva York, Estados Unidos, para estudiar un doctorado en la Universidad Yeshiva.

Escribe su tesis doctoral “Propiedades de transporte de estrellas de neutrones” que fue publicada al año siguiente.

Es el último rastro que se tiene de Gentile por parte de compañeros de estudio. Viajaría desde Estados Unidos a la Argentina para buscar a su hermana, María Teresa, quien había sido secuestrada en la dictadura militar iniciada en 1976.

Transcurrieron 35 años sin tener rastros de Gentile. Por eso, excompañeros y colegas pidieron a las autoridades del Instituto Balseiro incluir su nombre entre los homenajes de exalumnos detenidos-desaparecidos o asesinados durante la dictadura militar.

El nombre de Antonio Gentile se incluyó en un acto realizado en el marco del 60 aniversario de la creación del Instituto Balseiro.

La Comisión de Derechos Humanos de la Comisión Nacional de Energía Atómica se presenta en la Secretaría de Derechos Humanos de Río Negro en Bariloche y formaliza la denuncia de cuatro exalumnos del Instituto Balseiro como desaparecidos en dictadura: Antonio Gentile, Susana Grinberg, Manuel Tarchitzky y Eduardo Pasquini.

La Comisión de Derechos Humanos de la Comisión Nacional de Energía Atómica dio con pistas que indicarían que se encontraba con vida. El físico llama por teléfono al Instituto Balseiro desde Estados Unidos.

Con la firma del director del Instituto Balseiro, Carlos Balseiro, se emite un comunicado interno a los docentes de la institución en la que se informa que Antonio Gentile está con vida y reside en Estados Unidos. Indica que no conocía que había sido incluido en homenajes a desaparecidos.

La Secretaría de Derechos Humanos de Río Negro -sin tomar conocimiento de la aparición de Gentile- vuelve a incluirlo en el listado de las 15 personas desaparecidas vinculadas a Bariloche.

La Secretaría de Derechos Humanos de Río Negro toma conocimiento de manera informal que Gentile estaba con vida y se contactó con el Instituto Balseiro.

Se inician los trámites para enmendar el listado de desaparecidos en la región y quitar el nombre de Antonio Gentile. Se confirma que su nombre no estaba incluido en la nómina de la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas.

Leer mas

Comentarios

comentarios