Compartir

Luego de permanecer casi un año prófugo, el comisario Sebastián Donza se entregó el viernes junto a tres abogados y se negó a declarar. Está acusado de "abandono de persona seguido de muerte agravado por la multiplicidad de víctimas" por el incendio en la comisaría de Pergamino en el que murieron siete presos.

Sobre Donza pesaba un pedido de captura nacional e internacional. El minsiterio de Seguridad bonaerense había dispuesto, además, una recompensa de 700 mil pesos. El juez de Garantías N° 1 de Pergamino, César Solazzi, había ordenado su detención junto a la de otros cinco policías, que permanecen con prisión preventiva.

(Emilio Gallardo Villarruel)

Donza se negó a declarar ante la fiscal Alejandra Ghiotti, que subroga al fiscal a cargo de la causa Néstor Mastorchio, quien se encuentra de licencia.

Mostarchio fue quien realizó con la investigación que terminó con la imputación de Donza, y el resto de los detenidos: el teniente 1° Sergio Rodas; los oficiales Alexis Eva y Matías Giullieti; el sargento Brian Carrizo (imaginaria de calabozos), y la ayudante de guardia Carolina Guevara. El delito por el que están acusados contempla una pena de entre cinco y quince años de reclusión o prisión.

El incendio

El siniestro ocurrió el 2 de marzo de 2017, luego de que -al parecer- los presos quemaran varios colochones para protestar contra una requisa que el comisario habría ordenado tras una pelea entre dos presos.

El incendio terminó con siete víctimas fatales por la inhalación de monóxido de carbono: Sergio Filiberto, de 27 años; Federico Perrota, de 22; Alan Córdoba, de 18; Franco Pizzarro, de 27; John Mario Chillito Claros, de 25; y dos colombianos: Juan Carlos Cabrera, de 23, y Fernando Emanuel Latorre, de 24.

SEGUÍ LEYENDO:

A un año de la "Masacre de Pergamino": el terrible final de siete presos en el infierno de una celda incendiada

Leer mas

Comentarios

comentarios