Compartir

Fuertes cruces radiales entre el legislador Ricardo Arroyo y el ministro Luis Di Giacomo, y un audio con durísimos insultos del secretario de Gobierno, Félix San Martín, hacia el vicegobernador Pedro Pesatti revelan la agitación interna del oficialismo provincial.

El oficialismo no tiene reposo.

Como plan propio, acometió esta semana contra Soria por denostar al Plan Castello. Pocas veces tantos comunicados y dichos legislativos con un mismo propósito. Cumplían el pedido -vía whatsapp- del último fin de semana por parte del presidente del bloque, Alejandro Palmieri.

Se alistaron Facundo López, Rodolfo Cufré, Sandra Recalt, Roxana Fernández, Adrián Casadei, María Gemignani, Elsa Inchasendangue y, ayer, finalmente, Palmieri.

Era la defensa del Plan Castello pero, en especial, era la estrategia de erosión a Soria, siempre pergeñada y aplicada por el gobernador Alberto Weretilneck.

Los textos fueron variados, pero el núcleo crítico contra Soria fue el mismo. Bien sintetizada en el título de Palmieri: “la agresividad de siempre, y el desconocimiento habitual”.

El otro conducto de vida del oficialismo está en su traqueteo interno, potenciado con la renuncia de Ricardo Arroyo a la bancada liderada por Palmieri.

Tras la partida, Weretilneck quiso cerrar -rápidamente- ese capítulo cuando declaró que le deseaba “suerte en el nuevo destino político” y desplazando a los funcionarios de ARSA con pertenencia al díscolo legislador. No logró aquietar nada.

Te puede interesar: La salida de Arroyo de JSRN derivó en bajas y sospechas

El oleaje se profundizó con declaraciones del legislador López y el ministro Luis Di Giacomo, que optaron por desdeñar a Arroyo y, en parte, al justicialismo. “No es la pata peronista. En todo caso una alita que es una pata chiquita con poca carne y mucha grasa”, ironizó el ministro en FM La Puntual.

Arroyo también había sido duro con Di Giacomo y López cuando dijo por radio: “En esto se transformó el gobierno,tienen mucha injerencia los alcahuetes o los valijeros”.

La efervescencia alcanzó un estado tal que Pesatti respondió a la ironía del ministro sobre la pata peronista, derribando la estrategia gubernamental de censurar a Soria por su estilo agresivo. “Pensé que eran dichos de Soria porque el estilo es exactamente igual”, dijo el vice desde VyP.

Semejante borboteo seguramente postergará cualquier definición suya en favor de la apertura de un bloque administrativo para Arroyo.

Hay antecedentes, con la habilitación de la bancada de Fuerza Nacional para Mario Sabbatella, aunque su inmediata aceptación acentuaría el presente ardor oficialista.

Como si fuera poco, en las últimas horas se difundieron vía whatshap audios de una reunión reservada donde el secretario de Gobierno, Félix San Martín critica -con términos muy groseros- a Pesatti, recordando una conversación con un allegado político al vice, Néstor Cullumilla, que participa en el Codeci.

“Río Negro” no reproducirá los audios, de contenido altamente agraviante.

Múltiples factores aportan al presente de Juntos, marcado por la trama de la resolución de las candidaturas y conducciones del 2019. La dirigencia de linaje peronista no duda que Pesatti expresa esa continuidad y eso colisiona con los actores ajenos al histórico movimiento, entre ellos, López y Di Giacomo, incluso el propio Weretilneck.

Leer mas

Comentarios

comentarios