Compartir


El jueves pasado, un empleado de la firma llamó a la policía, irritado por el hecho de que ambos jóvenes no pedían nada y, al ser invitados a salir, se negaron. La escena con los jóvenes esposados y llevados por al menos seis agentes de policía fue filmada con los celulares de muchos clientes y pronto se viralizaron las imágenes en las redes sociales. Mientras los policías retiraban esposados a los dos jóvenes, otros clientes gritaban que no estaban haciendo nada malo.

We apologize to the two individuals and our customers for what took place at our Philadelphia store on Thursday. pic.twitter.com/suUsytXHks

— Starbucks Coffee (@Starbucks) 14 de abril de 2018

Según la versión de los detenidos, los hombres estaban esperando a un amigo y habían pedido usar el baño del local pero el empleado, que fue despedido, les negó el acceso y llamó a la policía, reportó el diario The Washington Post.

FULL INTERVIEW: "I personally apologize…" Starbucks CEO Kevin Johnson one-on-one with @RobinRoberts in his first interview after two black men were handcuffed at a Philadelphia store.
FULL STORY: https://t.co/4CL5j2lPL7 pic.twitter.com/AVnguPqAxa

— Good Morning America (@GMA) 16 de abril de 2018

El video causó una ola de protestas de parte de las asociaciones de defensa de los derechos civiles y de mucha gente común que este lunes por la mañana en Estados Unidos realizó numerosas marchas contra Starbucks, que posee 28.000 locales en todo el mundo, y pidió el boicot a la cadena.

“A whole lot of racism, a whole lot of whack,” protesters chanted Monday. ”Starbucks coffee is anti-black.” https://t.co/74bfYJwcgo

— HuffPost (@HuffPost) 16 de abril de 2018

La acusación de "discriminación" y comportamiento "racista", llevó al CEO de Starbucks, Kevin Johnson, a publicar una carta de disculpas donde definió el episodio como "reprobable".
Leer mas

Comentarios

comentarios