Compartir

Estados Unidos, Francia y el Reino Unido lanzaron en conjunto ataques militares en Siria en represalia por el presunto uso de armas químicas por parte del régimen del presidente Bashar Assad contra civiles y para disuadirlo de que vuelva a hacerlo, anunció el viernes el presidente Donald Trump.

Fuertes explosiones iluminaban el cielo de Damasco, la capital siria, mientras Trump hacía el anuncio desde la Casa Blanca.

La televisión siria reportó que las defensas aéreas de Siria, las cuales son sustanciales, habían respondido al ataque. Cuando el ataque terminó y los cielos nocturnos volvieron a obscurecerse, diversos vehículos con altavoces recorrieron la ciudad reproduciendo canciones nacionalistas.

Trump dijo que Estados Unidos está preparado para presionar de manera “sostenida” a Assad hasta que dé fin a lo que Trump describió como un patrón criminal de asesinar a su propio pueblo con armas químicas. No estaba claro si Trump se refería a que la operación militar se extendería más allá de una ronda inicial de ataques con misiles.

“El malvado y despreciable ataque hizo que madres, padres y niños sufrieran de dolor y lucharan por respirar. Estos no son actos de un hombre, son crímenes de un monstruo”, declaró Trump.

La primera ministra británica Theresa May dijo en Londres que Occidente ha intentado toda vía diplomática posible para impedir que Assad use armas químicas. “Pero nuestros esfuerzos se han visto frustrados repetidamente” por Siria y Rusia, añadió.

“Así que no hay una alternativa viable al uso de la fuerza para degradar y disuadir el uso de armas químicas por parte del régimen de Assad”, manifestó. “Esto no se trata de una intervención en una guerra civil. No se trata de un cambio de régimen”.

El presidente francés Emmanuel Macron dijo en un comunicado que el objetivo del ataque era el “arsenal químico clandestino” del gobierno sirio.

Los ataques ordenados por el presidente Donald Trump contra Siria han “terminado” y no hay por el momento previsión de nuevas acciones militares, dijo el secretario de Defensa estadounidense, el general Jim Mattis.

“Por ahora no tenemos ataques adicionales planificados”, dijo Mattis, aunque añadió que el Departamento de Defensa está en consulta permanente con Francia y el Reino Unido, que también participaron de las acciones militares de este viernes.

Siria dice que el ataque conjunto es una “violación flagrante” y está “destinado a fracasar”

En tanto en Londres se informó que aviones de guerra británicos dispararon misiles contra un complejo militar sirio cerca de Homs sospechoso de albergar sustancias para fabricar armas químicas, informó este sábado el ministerio de Defensa británico.

Cuatro aviones Tornado dispararon misiles Storm Shadow contra “un complejo militar, una antigua base de misiles, a unos 24 kilómetros al oeste de Homs, donde se sospecha que el régimen tiene sustancias para fabricar armas químicas”, dijo el ministerio en un comunicado.

“Los datos iniciales muestran que la precisión de las armas Storm Shadow (sombras de tormenta) y la planificación meticulosa han dado como resultado un ataque exitoso”, dijo el ministerio británico.

“Se llevaron a cabo análisis científicos muy cuidadosos para determinar dónde era mejor que golpearan los Storm Shadows a fin de maximizar la destrucción de los productos químicos almacenados y minimizar cualquier riesgo de contaminación de las áreas circundantes”, afirmó precisando que el lugar está lejos de cualquier aglomeración de población que se conozca.

El secretario de Defensa, Gavin Williamson, dijo en el comunicado que los bombardeos eran una respuesta “legal y proporcionada” al uso de armas químicas por parte del régimen sirio.

Leer mas

Comentarios

comentarios