Compartir


Alumnos y docentes de la escuela de Florida, donde un adolescente perturbado mató a 17 personas con un fusil de asalto, retomaron hoy las clases con lágrimas, temores, rebeldía y rodeados de decenas de policías armados, a dos semanas del ataque que los lanzó al centro de un nuevo debate sobre la tenencia de armas en Estados Unidos
Sin mochilas ni libros, los estudiantes llegaron "nerviosos" a primera hora de la mañana a la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas, de la ciudad de Parkland, para enfrentarse a una primera jornada escolar de horario reducido y dedicada a sesiones de refuerzo emocional.
Los policías armados, destinados a dar mayor seguridad al colegio, se alinearon en hileras sobre la vereda y saludaron con un "buenos días" o una palmada a cada alumno, algunos de los cuales llegaron acompañados de sus padres.
Leer mas

Comentarios

comentarios